El Ayuntamiento de Reus controlará los pisos turísticos ilegales

Una moción de la CUP, votada por puntos, prospera en aquellos relativos al cumplimiento de la Ley 11/2020 y a la difusión del ‘derecho básico de tener una vivienda’

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un edificio de Reus donde hay un piso en alquiler. FOTO: Alfredo González.

Un edificio de Reus donde hay un piso en alquiler. FOTO: Alfredo González.

as repercusiones derivadas de la pandemia tuvieron un gran peso en las propuestas y mociones de los diferentes grupos municipales presentadas ayer viernes en el pleno municipal. A pesar de todo, la mayoría no prosperaron. 

Los cupaires volvieron con un tema social recurrente en su programa: el de las viviendas sociales. La CUP presentó una moción relacionada con el cumplimiento «inmediato» de la Ley 11/2020 y con la reconversión de los pisos turísticos en alquiler regular, la cual fue votada por puntos (cinco, en total), y prosperó en aquellos relativos al compromiso, por parte del ayuntamiento, de controlar los pisos turísticos ilegales, garantizar el cumplimiento de la mencionada ley y la difusión de tener una vivienda como «derecho básico» (es decir, los números 2, 4 y 5 del acuerdo).

El debate que abrió dicha moción estuvo, en el caso del PSC y CS, marcado por una perspectiva autonómica. «Estamos a favor parcialmente, porque nuestro grupo parlamentario no dio apoyo a dicha ley», justificó Andreu Martín (PSC). Desde Ciudadanos, Débora García describió la reconversión de los pisos turísticos a alquiler regular como «una injerencia», pues los propietarios «tendrán que someterse al yugo intervencionista y, la propiedad privada es un derecho», dijo. «Es tarea de los poderes públicos y de la administración ampliar el parque público de alquiler», observó.

Por su parte, Edgar Fernández (CUP) se mostró sorprendido por el posicionamiento de algunos grupos políticos, ya que «es una moción que no se propone de forma gratuita» y criticó con lo siguiente: «No puede ser que no se pueda toca la propiedad privada».  

Posibles secuelas de la Covid

El gobierno tumbó al PSC una moción para la realización de un programa de atención a posibles secuelas emocionales de la Covid-19, a la que se le añadió una enmienda del gobierno que no fue aceptada por el grupo proponente. 

«Antes de que se cronifiquen determinadas patologías causadas por la pandemia, hay que trabajar en mecanismos desde la administración local; con un programa formado por profesionales sanitarios que apoyen y asesoren a las personas que más lo necesitan: niños y niñas, gente mayor, familias vulnerables...», manifestó Sandra Guaita (PSC) en la exposición de motivos y, además, enumeró que una serie de municipios ya había hecho algo parecido, como Sabadell.

«No decimos que no se esté trabajando en ello ya, pero se tiene que hacer más. Algo que vaya más allá de lo teórico», completó, una afirmación con la que Òscar Subirats (ERC) no estuvo de acuerdo: «Hacemos algo más que teórico y le aseguro que tenemos mucha voluntad», objetó. 

Una moción de la CUP para hacer publicidad del Plan DUPROCIM y dar información a la ciudadanía, por otro lado, obtuvo el acuerdo unánime de todo el pleno. «Reus corre un riesgo muy alto en caso de accidentes de tren y ferrocarril», introdujo el tema la cupaire Mònica Pàmies, a lo que Dolors Vázquez (Ara Reus) matizó: «la moción se propone de forma prematura, ya que el plan tiene que homologarlo el Departament de l’Interior de la Generalitat antes».

En el pleno no prosperó una propuesta de CS para dar la opción a los padres de pedir la jornada continua en los centros educativos; tampoco lo hizo una del PSC para la protección del sistema sanitario de atención primaria; y, tampoco, una moción del grupo naranja para garantizar la conciliación de las familias con menores en edad escolar en circunstancias excepcionales por la Covid-19.

Temas

Comentarios

Lea También