El Ayuntamiento de Reus prevé abrir el nuevo CMQ a finales de año

El consistorio dice que se está ultimando el traslado y la compra e instalación de mobiliario

Carmina Marsinach

Whatsapp
Está previsto que las nuevas instalaciones del CMQ en el antiguo hospital se abran al público a finales de este 2020. FOTO: ALBA MARINÉ

Está previsto que las nuevas instalaciones del CMQ en el antiguo hospital se abran al público a finales de este 2020. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Reus tiene como objetivo abrir las nuevas dependencias del Centre Mèdic Quirúrgic (CMQ) en el antiguo hospital Sant Joan a finales de año. Según el concejal de Salut, Òscar Subirats, si «vamos sobre el calendario previsto y la intención es abrir el nuevo centro el último cuatrimestre de este 2020». Aun así, todavía no hay una fecha concreta.

El traslado del CMQ se ha ido retrasando. Inicialmente estaba previsto que fuera antes del verano del 2019, después se aplazó a otoño y finalmente a principios del 2020. Y con la llegada del coronavirus el calendario se vio aún más alterado.

El concejal de Salut explica que en estos momentos se están ultimando concursos y licitaciones referentes a la compra de material y mobiliario del nuevo equipamiento. La obra del edificio ya estaría acabada y en estos momentos se está llevando a cabo una pequeña intervención en una de las entradas ubicada en la calle Vapor Nou.

«Tenemos muchas ganas de culminar el traslado porque supondrá la focalización de la actividad asistencial en dos equipamientos en el centro de Reus y evitaremos que los pacientes se tengan que desplazar al Hospital Sant Joan», detalla Subirats.

El nuevo espacio tendrá más de 2.000 m2 divididos en seis plantas de más de 400 m2 cada una y permitirá ampliar la cartera de servicios especializados como la ortodoncia, la odontología y la estética. Habrá también un espacio de urgencias tres veces más grande que el actual.

Cabe recordar que en noviembre del 2019 el Ayuntamiento firmó una prórroga de 10 años del contrato de alquiler de las instalaciones de la Clínica Fàbregas, en la calle Gaudí. Esta prórroga permitirá que la actividad quirúrgica que requiera hospitalización tras la intervención se quede en el actual centro del CMQ. Hasta ahora las intervenciones quirúrgicas se realizan en el Hospital Sant Joan. Las consultas externas, pruebas exploratorias o cirugía menor, se trasladarían a las nuevas dependencias de la calle Sant Joan.

Las obras de rehabilitación de las dependencias del antiguo hospital han tenido un coste de 1,5 millones de euros aproximadamente. En una segunda fase, el Ayuntamiento quiere trasladar todos los servicios del CMQ en la calle Sant Joan y centralizarlos en un único espacio. «Esta segunda fase, aún no está proyectada en el tiempo», explica el edil de Salut.

Con la venta del Hospital a la Generalitat, Subirats expone que ahora el CMQ ha pasado a ser una de las empresas de primer nivel del Ayuntamiento pero asegura que se seguirán manteniendo e incluso incrementando los servicios, tanto los de las mutuas y privados como la parte pública.

Un traslado «necesario»

Los trabajadores del CMQ consideran que el traslado a las antiguas dependencias es «necesario». El portavoz del comité de empresa, Edu Mejías, señala que «hace años que reclamamos el traslado porque atendíamos mucha gente y con la pandemia aún es más necesario poder tener más espacio para mantener las distancias de seguridad».

Los empleados del centro sanitario tienen la sensación que cada vez queda menos, aunque son conscientes que es difícil poner una fecha concreta. Y es que con la pandemia los trámites de las licitaciones se han retrasado.

Con la ampliación de las dependencias del CMQ se abrirá una bolsa para contratar más personal sanitario. Ahora, el centro cuenta con unos 150 trabajadores «pero necesitaremos más gente porque no paramos la actividad en las instalaciones de la calle Gaudí». Será necesario reorganizar el personal pero sí que se sabe que faltarán manos, insiste Mejías.

Extremar precauciones

Por otra parte, el concejal de Salut ha querido lanzar un mensaje a la población referente a la pandemia: «La situación no está estabilizada y esto requiere un esfuerzo individual por parte de todo el mundo». En este sentido recuerda que la población minimice su vida social más allá del núcleo de convivencia y expone que «todos tenemos el deber y la obligación de extremar las medidas, es una responsabilidad colectiva».

En este sentido, considera que con los actuales índices de rebrote es probable que la Generalitat decida prorrogar de nuevo las medidas especiales en Reus. Cabe recordar que por el momento son vigentes hasta este próximo viernes 2 de octubre.

Los trabajadores del CMQ reclaman cobrar la totalidad de las DPO 

Los trabajadores del Centre MQ siguen reclamando el cobro de las de las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO) que tienen pendientes. Unas pagas vinculadas a la situación del balance de cuentas del CMQ.

La plantilla del centro denunció a los juzgados no haber cobrado las DPO del 2017. Y esperan que dentro de unos días salga la resolución definitiva. En 2019, tan solo cobraron un 35% de las DPO. De hecho, hace años que los sanitarios no cobran al día o la totalidad de las DPO por la aplicación de una amortización acelerada del inmueble de la Clínica Fàbregas por el traslado al antiguo hospital. Y también porqué la empresa debe financiar las obras de las nuevas instalaciones en el antiguo hospital. «Pero nosotros no tenemos la culpa de que el centro se traslade», explica el portavoz del comité de empresa, Edu Mejías. 

Aunque la empresa aún no haya presentado las cuentas, los trabajadores temen no cobrar tampoco las DPO de este 2020. Y es que durante este año la actividad del centro se paralizó unos meses por el coronavirus aunque acogieran de forma puntual enfermos de Covid-19. 
 

Temas

Comentarios

Lea También