Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento saca a concurso 29 paradas del Mercat Central de Reus

El contrato de alquiler es por 21 años y tiene un precio mínimo de subasta de 7.237 €. Señala que se ampliarán los horarios y se favorecerá a aquellos que ofrezcan un espacio de degustación

Salvat Jordina

Whatsapp
Una mujer compra en una pescadería del Mercat Central de Reus. FOTO: Alba Mariné

Una mujer compra en una pescadería del Mercat Central de Reus. FOTO: Alba Mariné

El Ayuntamiento de Reus ha sacado a concurso público las 29 paradas vacías del Mercat Central. Todas ellas con un contrato de arrendamiento hasta el 2041 y con un precio de salida de 7.237 euros –7.829 euros en caso que sea esquinera– IVA no incluido.  Sin embargo, el pliego de condiciones detalla que no se podrá adjudicar únicamente una parada a un solo titular, el mínimo serán de dos a excepción de cuatro paradas que sí que se podrán adjudicar individualmente.

Esta oferta sale a la luz pocas semanas después de que se anunciara el cierre del Mercat del Carrilet, planteado para el próximo verano de 2021, y de informar sobre la firme intención del consistorio de ampliar los horarios de apertura en el Mercat Central, una acción con el objetivo de impulsar el espacio comercial que ha creado controversia entre sus paradistas, pendientes de una reunión con el consistorio para presentar distintas ofertas con tal de reformular el planteamiento. 

Existe la posibilidad de iniciar la venta en la parada después del cierre del Carrilet

Gran parte de los comerciantes consideran que estos nuevos horarios irían en contra de la calidad del producto y que serían inasumibles para los pequeños empresarios. Aun así, el documento de condiciones de arrendamiento detalla que a partir del 1 de octubre de 2020 el horario obligatorio de venda al público en el Mercat Central pasará a ser de 9 h a 14 h los lunes; de 9 h a 20 h de martes a viernes y de 8 a 15 horas los sábados. 

El concejal de Empresa i Ocupació, Carles Prats, recalcó que el Mercat Central se encuentra en un proceso de transformación comercial, con una apuesta firme para actualizar y modernizar las instalaciones, ampliar la oferta y añadir servicios para atender la demanda de los clientes. 

En este sentido, en los criterios para valorar las ofertas se dará más puntos a aquellas que destinen una parte al espacio de degustación y que ofrezcan productos para consumir en el mercado o bien que promueva el uso de varios canales de dinamización y comunicación de la actividad que beneficie y complemente el propio mercado. 

Los interesados tendrán hasta el 30 de abril para presentar las ofertas. Siguiendo las exigencias del modelo comercial de los mercados actuales y su requerimiento de cumplir una garantía mínima y la pluralidad de especialización de productos a tratar, de las 29 paradas disponibles, 28 se tendrán que destinar a actividades alimentarias. En concreto,  tres se podrán dedicar a carnicería; otras tres a charcutería; cinco a aves, huevos y caza; ocho a fruta y verdura; doce a pescados y mariscos y seis a congelados. También saldrá a concurso una parada destinada a otras actividades, es decir, a servicios o productos no comestibles. 

Una cláusula para el Carrilet

Con el anuncio del cierre del Mercat del Carrilet, el Ayuntamiento propuso a sus paradistas trasladarse al Mercat Central a través de este concurso público en el que se encuentran en igualdad de condiciones que el resto de interesados.  De hecho, una de las condiciones del contrato explica la posibilidad de no iniciar la venda al público hasta el 1 de julio de 2021, con el pago del canon mensual (123,59€) y de los gastos de servicios y mantenimiento (210,92€ al año) congelados hasta la apertura al público de la parada.

El Diari ha podido saber que, por el momento, los paradistas del Carrilet no tienen intención alguna de participar en la subasta y trasladarse al Mercat Central. Nada más lejos, la semana pasada empezaron una batería de movilizaciones como la recogida de firmas en contra de su cierre o la construcción de la Plataforma Salvem el Mercat del Carrilet, con el fin de dar visibilidad a su lucha. 

Desde la Plataforma se subraya el valor de este mercado, tanto para el barrio como para la zona sur de Reus en general  y señalan sentirse «estafados por los representantes municipales ante la falta de diálogo».
 

Temas

Comentarios

Lea También