Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus LA SANIDAD DE PROXIMIDAD: LOS CAP DE REUS

El CAP Horts de Miró, especialistas en personas

El centro, ubicado en el Camí de l'Aigua Nova, cada vez camina más hacia el ámbito de la prescripción social

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de la sala de espera del CAP Horts de Miró. Foto: Alfredo González

Imagen de la sala de espera del CAP Horts de Miró. Foto: Alfredo González

El Cap Horts de Miró fue el primero que se creó en Reus. Sus instalaciones actuales se inauguraron en 2012, pero su actividad se remonta a 1988. «Antes había dos días de atención obligatoria no reformada, con médicos un par de horas. Pero entonces empezó a funcionar el concepto de CAP como lo entendemos hoy», explica la directora del centro, Teresa Basora. Los inicios fueron en la calle Dom Bosco, luego el centro se trasladó varios años a la plaza de la Llibertat (donde todavía hoy se concentra la pediatría), para llegar, hace ya cuatro años, a sus instalaciones actuales del Camí de l’Aigua Nova.

Su filosofía es clara: «Somos especialistas en personas. Hacemos un seguimiento de cada caso desde una vertiente biopsicosocial», añade Basora. Y es que los profesionales del centro atienden durante muchos años a los mismos pacientes, y a su familia. Es un abordaje integral. Y esta relación hace que los profesionales del CAP se conviertan en su persona de referencia.

En su larga trayectoria, la situación de la población de la zona que abarca el centro de salud de Horts de Miró ha cambiado. Ha habido un envejecimiento, pero en su caso lo que más destaca es el alto porcentaje de inmigración (un 20%), así que atienden a bastante gente joven y de pediatría. «El índice socioeconómico también influye en las enfermedades», explica la directora.

Ante esta realidad socioeconómica, disponen de la presencia de una mediadora sociocultural árabe, con quien llevan a cabo sesiones de grupo tratando distintos temas. La atención, de hecho, va mucho más allá de curar a la persona cuando está enferma. «Se trabaja mucho en la prevención», insisten los profesionales del centro.

El CAP Horts de Miró es centro docente desde hace muchos años, de pregrado de Medicina de Familia, Enfermería, Trabajo social y de posgrado de la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria. «Tenemos estudiantes y médicos residentes. Y esto hace también que nuestro nivel de exigencia en cuanto a capacitación técnica y actualización sea alto», añade la directora, quien señala que «además del perfil asistencial, abordamos la formación, la docencia y la investigación». En este campo, el 25% de los médicos son doctores universitarios y también alguna enfermera.

Atención comunitaria

El centro impulsa también el programa Comsalut, que se centra en reorientar la atención primaria hacia comunitaria. «Se hace un diagnóstico de salud de la comunidad, a partir de datos cualitativos de la población», explican.

Núria Martín es enfermera y una de las referentes del proyecto COMSalut. Impulsan distintas acciones. Organizan un grupo para mujeres magrebíes para realizar talleres de hábitos saludables; el programa Pas a Pas o un proyecto de percepción de la salud para mayores de 65 años, entre otros. «También dirigimos acciones a personas con riesgo de tener diabetes o prediabéticas, para actuar a nivel de prevención, además de grupos psicoeducativos de tratamiento grupal, por ejemplo, para la ansiedad o la depresión leve», explica Martín.

Y es que su idea es ser más que un centro de salud. Quieren abrirse al conjunto de la sociedad. Por ello realizan también actividades en centros cívicos y participan en el Pla Comunitari del Barri Sant Josep Obrer. «Damos una visión más comunitaria», afirma la directora del centro.

Los profesionales del centro de salud de Horts de Miró han percibido que la consulta tradicional, en determinadas situaciones, no funciona. «Y cada vez caminamos más hacia el ámbito de la prescripción social y no tan médica», concluye Teresa Basora.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También