Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Cafè de Reus reabrirá en otoño de la mano de Espai Prioral y Joan Urgellès

Los responsables del proyecto desean relanzar el histórico local de la calle Metge Fortuny que llevaba meses cerrado. Ofrecerá una cocina de calidad basada en platos tradicionales catalanes

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los nuevos inquilinos del local, de propiedad municipal, asumen la deuda de sus antecesores. Foto: Alfredo González

Los nuevos inquilinos del local, de propiedad municipal, asumen la deuda de sus antecesores. Foto: Alfredo González

El Cafè de Reus reabrirá en otoño tras llevar varios meses cerrado. Su nueva puesta en marcha irá a cargo del grupo de hostelería encargado del Espai Prioral y del chef Joan Urgellès. De esta forma lo anunciaban ayer los propios responsables a través de un comunicado que también destacaba sus intenciones de relanzar el histórico local de la calle Metge Fortuny

«El nuevo Cafè de Reus apostará por la cocina más tradicional con productos de calidad y de proximidad. Todo unido en una carta amplia y en la que se podrán degustar platos tradicionales de gran variedad». Joan Urgellès, que este año cumple 10 años al frente del restaurante que lleva su nombre, entró en 2016 en la Guía Michelin con una mención para su establecimiento. Por otra parte, el grupo Espai Prioral ratifica su apuesta por la ciudad ya que suma el nuevo proyecto a la gestión que ya realiza del complejo Espai Prioral de la calle del Mar formado por un restaurante, Chill Out, una sala de fiestas y un hotel. 

El chef Joan Urgellès será el encargado de la cocina del nuevo Cafè de Reus. Foto: A. González

La situación referente al Cafè de Reus ha dado un giro radical. Hace apenas un par de meses, el Ayuntamiento de Reus aprobaba en sesión plenaria emprender acciones judiciales contra los anteriores propietarios por el impago de distintas mensualidades. Una medida de presión surgida por la voluntad del consistorio «de recuperar» un local de titularidad municipal que llevaba cerrado desde el mes de enero. Según se informó entonces, la cantidad adeudada era de unos 30.000 euros. 

La cantidad adeudada por el anterior inquilino era de 30.000 euros

Pero todo este proceso de desahucio se detuvo repentinamente cuando surgió un operador interesado. El propio concejal de Hisenda, Joaquim Enrech,  anunció a principios de mes que ya se había alcanzado un principio de acuerdo entre las dos partes para mantener las mismas condiciones contractuales y que los nuevos inquilinos se hicieran cargo de las cantidades adeudadas.

El Cafè de Reus está integrado al edificio consistorial y ocupa los bajos y primer puso del inmueble número 1 de la calle Metge Fortuny y de los bajos del número 3 de la misma calle. El contrato de alquiler es de 10 años con la opción de aplicar una prórroga de cinco años más según la voluntad del inquilino. A partir de entonces, el contrato se tendría que revisar año tras año.  

Comentarios

Lea También