Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Circ Raluy Legacy, atrapado en Reus ‘sine die’ por el coronavirus

Se han visto obligados a suspender todas sus funciones previstas y su rutina diaria ha cambiado por completo 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Los artistas entrenan por turnos para no coincidir todos juntos en la carpa del circo y hacen vida dentro de sus autocaravanas en el Parc Sant Jordi de Reus. FOTOS: Fabián Acidres

Los artistas entrenan por turnos para no coincidir todos juntos en la carpa del circo y hacen vida dentro de sus autocaravanas en el Parc Sant Jordi de Reus. FOTOS: Fabián Acidres

El Circ Raluy Legacy está atrapado en Reus sine die por la crisis del coronavirus. Una cincuentena de artistas se han visto obligados a alargar su estada en el Parc Sant Jordi bajo unas circunstancias excepcionales. 

«Hace más de una semana que no vemos a nuestros compañeros, esto no nos había pasado nunca en la vida», explica Niedziela Raluy, que forma parte de la quinta generación de la familia de artistas del Circo Raluy. 

Tenían previsto quedarse en la ciudad del 12 al 22 de marzo pero tuvieron que suspender todas las funciones del fin de semana pasado y de esta semana. No pudieron hacer ninguna en la ciudad. 

Los artistas entrenan por turnos en la carpa del circo. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Su día a día desde hace una semana ha cambiado muchísimo. Normalmente suelen entrenar todos juntos en la carpa del circo y viven como una pequeña comunidad de vecinos: «Interactuamos mucho unos con otros, hay gente de aquí que no tiene familia y entre todos somos como una pequeña gran familia (...) con esencia de un circo tradicional», asegura Niedziela. 

Los 50 artistas que conforman el circo, también han tenido que confinarse para no poner en riesgo a ninguno de los trabajadores. En su caso, en autocaravanas donde el espacio es mucho más reducido que en una casa o en un piso. En total hay unas 40 autocaravanas en el Parc Sant Jordi. Cabe recordar que el Ayuntamiento cerró los parques municipales la semana pasada para evitar la expansión del coronavirus. 

Siguiendo las recomendaciones de las autoridades, salen lo mínimo posible de sus autocaravanas, solo para ir a comprar o entrenarse en la carpa del circo, aunque menos horas de lo habitual. Pero ahora han puesto horarios para ensayar en la carpa y solo van de dos en dos para evitar al máximo los contactos entre ellos. Niedziela y su hermana, ensayan cada mañana de las 11 hasta la una del mediodía. Además han aumentado la limpieza de la carpa desinfectándola por lo menos dos veces al día. 

Los artistas están confinados en sus autocaravanas. FOTO: FABIÁN ACIDRES

En el circo hay gente de varios países que en estos momentos difíciles, también están lejos de sus familias y con la incertidumbre de cuándo podrán volver a verlas. 

Su tiempo libre lo pasan como todo el mundo y como pueden: con el móvil, mirando la tele, al ordenador, leyendo o pintando, entre otras actividades. 

Del primer fin de semana tenían vendidas alrededor de 700 entradas y han tenido que devolver el dinero a los espectadores. «En Reus tienen mucha cultura de circo, ya hemos venido en varias ocasiones y la verdad es que nuestros espectáculos agradan mucho», dice Raluy. 

Espectáculos online

Para que los espectadores no se queden sin circo y para hacer más llevaderos estos días de confinamiento, este pasado sábado por la tarde emitió uno de sus espectáculos en su página de Facebook. «Queríamos conectarnos con nuestro público ya que ellos siempre son tan fieles, nos dan tanto y tienen tanta confianza en nosotros», explica Niedziela. 

Desde el circo aseguran que aún es pronto para saber cómo les afectará toda esta crisis, pero tendrán pérdidas seguro porque tendrán que seguir pagando el agua, la luz o la seguridad social, entre otros, explican. Aunque se muestran optimistas y esperan poder seguir con su vida nómada y ofreciendo su espectáculo The magic formula por toda Catalunya y Valencia. 

Cada dos años estrenan un nuevo espectáculo. Los artistas están de gira prácticamente durante todo el año. Tan solo hacen una pequeña parada en junio para hacer vacaciones y crear nuevos espectáculos. La mayoría de ellos viven en el circo, en sus autocaravanas todo el año. Son unos pocos los que sí que tienen otra vivienda, como por ejemplo un piso o un apartamento. 

La esencia de un circo tradicional

Lluis Raluy Iglesias, nacido en Carcasona (Francia) en 1911, fue el impulsor del Circ Raluy. Creció en Sant Adrià del Besós con una gran vocación para el circo que le llevó a iniciarse en la profesión a los 25 años. Su devoción le venía de familia, ya que su padre se ganava la vida actuando con un oso y una cabra. Lluis Raluy fue el inventor del doble cañón  humano y su talento le llevó a actuar en los mejores circos y teatros del mundo entre los años 30 y 60.  Alrededor de los años 70 se crea el Circ Raluy. El Circ Raluy Legacy, presidido por Lluis Raluy, hijo mayor de Lluis Raluy Iglesias, tiene la voluntad de mantener la tradición y el espíritu auténtico del circo con las nuevas tendencias. 
 

Temas

Comentarios

Lea También