Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital Sant Joan de Reus no tiene cirujano vascular y los pacientes se derivan a Tarragona

El único especialista que tenía el Sant Joan se ha jubilado y ahora se estudia con el Joan XXIII cómo reprogramar las visitas

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de una operación en el Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: DT

Imagen de archivo de una operación en el Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: DT

El Hospital Sant Joan de Reus no tiene cirujano vascular desde el pasado mes de noviembre. La consulta ambulatoria de esta especialidad se ha quedado sin su médico ya que éste se ha jubilado. Ante esta situación, fuentes del centro hospitalario reusense han confirmado al Diari que desde la dirección están valorando, con los responsables del Hospital Joan XXIII de Tarragona, cómo prestar, a partir de ahora, esta atención a los pacientes de Reus.

En este sentido, desde el Sant Joan aseguran que se está analizando cada caso pendiente de visita y en los próximos días está previsto contactar con los pacientes afectados, con el objetivo de tener todas las visitas pendientes reprogramadas antes de final de mes, presumiblemente al Joan XXIII. Cabe recordar que este hospital de Tarragona es el referente por lo que respecta a la Cirugía Vascular de la Región Sanitària del Camp de Tarragona.

La desaparición de esta consulta ambulatoria de cirugía vascular en el Hospital Sant Joan ya ha provocado las primeras quejas entre los usuarios. Es el caso de Manuel Gómez, quien ha contactado con el Diari para explicar que «después de esperar más de un mes, a mi padre le dieron visita para el 23 de noviembre. Una semana antes me llamaron del Hospital Sant Joan y me dijeron que anulaban la visita y que ya nos avisarían. Se me ocurrió ir al hospital y en atención al usuario me dijeron que no podían darme la visita porque no había cirujano vascular». Este ciudadano se lamenta de la situación porque «mi padre tiene 87 años y dos heridas en proceso de úlcera que, posiblemente acaben en una amputación de los dedos porque corre el riesgo de cangrena, además de tener un historial médico de alto riesgo».

Manuel añade que «ante esta falta de especialista, me dijeron que mi padre fuese a su médico de cabecera para que lo derivase a Tarragona. Ese proceso seguro que tardará y la visita podría alargarse unos meses, lo que agravará el problema».

La noticia de la pérdida de este servicio en el Hospital Sant Joan de Reus se produce un mes después de que el CatSalut anunciase el compromiso de aportar 1,25 millones de euros al centro hospitalario reusense para frenar su déficit, situado en unos cinco millones de euros, a cambio de un aumento en su actividad.

La mitad de este dinero, unos 750.000 euros, procederá de la actividad que el Hospital de Reus está llevando a cabo junto al Joan XXIII, a consecuencia de las obras que están realizando en los quirófanos del centro hospitalario de Tarragona. El resto de partidas están supeditadas a un incremento de la actividad en campos en los que el Sant Joan es referencia.

Por ejemplo, la unidad de drogodependencias recibirá 350.000 euros, la ampliación de la actividad del sociosanitario, 27.000 euros; y se destinarán 225.800 euros para el aumento de las operaciones en el campo de la obesidad mórbida.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También