Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Hospital Sant Joan de Reus, pendiente de recibir los 900.000 euros devueltos por Prat

Reus Serveis Municipals ingresó la cantidad en diciembre por la sentencia del Tribunal de Cuentas en el caso de las facturas sin justificar en Innova. El ingreso puede producirse este mes 

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo del Hospital Sant Joan. FOTO: Alfredo González

Imagen de archivo del Hospital Sant Joan. FOTO: Alfredo González

El Hospital Sant Joan de Reus está a la espera de ingresar los 900.120€ procedentes de la sentencia del Tribunal de Cuentas (TdeC) contra el exdirector general de Innova, Josep Prat, por las facturas sin justificar que cobraron el arquitecto Jorge Batesteza y el exdirector del CatSalut, Carles Manté, por tareas de asesoramiento en la construcción del nuevo centro hospitalario de la avenida Bellissens. En estos momentos, la cantidad ya está en manos de Reus Serveis Municipals (RSM) que, este mismo mes, espera poder tramitarla para que se integre en la contabilidad del Sant Joan como ingreso extraordinario.   

Tanto el alcalde de Reus, Carles Pellicer, como la concejal de Salut, Noemí Llauradó, valoran de forma «positiva» la noticia y recuerdan que en su día ya fue un compromiso que adquirió RSM si, finalmente, la sentencia era firme. En este sentido, Llauradó declara al Diari que los 900.120€ «retornarán al Hospital de Reus de donde no tendría que haber salido». Ella misma también confirma que la cantidad no podrá destinarse a ninguna partida en concreto tal y como se había tanteado en un principio.

La sentencia que ratificó la condena a Josep Prat se conoció en abril del año pasado. En ella, la jueza de la Sección de Enjuiciamiento de la Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas afirmaba que «los contratos, los pagos y la repercusión de las facturas tienen relación directa con el menoscabo provocado a la entidad local y reflejan un modo de proceder incompatible con la diligencia exigible a un gestor de fondos públicos». 

El pago de los 900.120 euros lo asumió el seguro que Innova tenía contratado para cubrir a sus cargos directivos. De hecho, la aseguradora ya avaló la fianza de responsabilidad civil ante el Tribunal de Cuentas al inicio del caso, según explicó la defensa.

El fallo del Tribunal de Cuentas todavía sigue como la primera sentencia judicial relacionada con el núcleo central del macrocaso Innova. No obstante, cabe recordar que las causas que dirime el TdeC se llevan a cabo por la vía administrativa y no penal, vertiente ésta última que investiga el Tribunal de Instrucción número 3 de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También