Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El PSC de Reus se apoya en los hitos de las ‘viejas glorias’

Municipalista. Los socialistas atraen unas 200 personas al acto central de campaña de Reus, que se celebró ayer en la Sala New York

Montse Plana

Whatsapp
El alcaldable Andreu Martín y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el acto de ayer.  FOTO: fabián acidres

El alcaldable Andreu Martín y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en el acto de ayer. FOTO: fabián acidres

El PSC de Reus está convencido que ésta es su oportunidad, la oportunidad de recuperar la fuerza que los socialistas han perdido estos últimos ocho años en el consistorio reusense y «volver al Reus-París Londres». Así de convencido se mostraba ayer el alcaldable socialista en la capital del Baix Camp, Andreu Martín, en el acto central de campaña. Un acto que quiso ser distendido. El espacio escogido así lo indicaba: el patio de la Sala New York. Un ambiente más bien chill out, con carpa blanca y camareros preparando copas de cava para los asistentes. Pero no faltó el típico merchandising electoral: bandera roja en mano, pañuelos logotipados y bolsa de regalo. También se produjeron algunos problemas de sonido. «La fiesta es después», bromeó Martín.

Lejos quedan los dorados años del PSC en el gobierno del Ayuntamiento de Reus. Encabezaron el consistorio durante 32 años seguidos, desde las primeras elecciones democráticas, con Carles Martí Massagué, hasta Lluís Miquel Pérez. En 2011 perdieron la alcaldía y, desde entoces, el socialismo en Reus ha ido a la baja. Pero, después de los resultados de las elecciones generales del 28-A, vuelven las esperanzas. 
«Hemos frenado a la ultraderecha y ahora nos ponemos en una buena situación», exclamó Martín. Ante prácticamente 200 personas, el candidato aprovechó para recordar los grandes hitos alcanzados por sus predecesores socialistas al frente del gobierno de Reus. «Hay quien critica el endeudamiento del PSC y esto es quejarse de los nuevos equipamientos que se construyeron en la ciudad, de Redessa, de las residencias...», enumeró el alcaldable, que aprovechó para cargar contra el gobierno de Pellicer: «Reus es, ahora, una ciudad débil, enferma, gris, sin ambición. No es la ciudad que nos merecemos», dijo, por lo que defendió «volver a convertir la capital del Baix Camp en un referente» y «volver a situar la ciudadanía en el centro. Ya no se puede gobernar desde el Ayuntamiento», esgrimió.

Está claro que las campañas electorales son para decir con voz alta «vótame» y, la verdad, es que Andreu Martín lo tiene bien claro: «Todos queremos que el PSC gane y que yo sea el próximo alcalde». Así de sincero se mostraba, aunque, eso sí, tuvo un momento de duda. «Quizás serías tú mejor alcaldesa», se dirigía a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien no quiso perderse el acto central del PSC en Reus. «Catalunya, con su identidad, es abierta a la diversidad, y así debe ser Reus», señaló Lastra. Presentó su partido como capaz de «resolver los problemas de la gente, no generarlos». Y es que la vicesecretaria general aprovechó por hacer una fuerte crítica al independentismo. «Queremos convivencia y diálogo. El independentismo es excluyente y nosotros luchamos contra los políticos que se envuelven en una bandera para ocultar todo lo que se han llevado, en Catalunya, pero también en España», esgrimió.

Mientras Andreu Martín y Adriana Lastra realizaban sus intervenciones, los camareros abrían botellas de cava. Todo listo para brindar. Aunque, «no hace falta que brindemos todos a la vez», detalló el alcaldable socialista. Con música a todo volumen y gritos de «vota Andreu», se daba por finalizada la parte institucional del acto y se empezaban a repartir las copas entre los asistentes. Llegaba el momento de las fotos y de las conversaciones más distendidas después de un acto que duró poco menos de una hora.

Temas

Comentarios

Lea También