Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

El Programa de Gestió Alimentària de Reus se refuerza con una nueva zona de refrigeración

Benestar Social hace una aportación extra de 12.500 euros para este espacio y para la compra de alimentos ricos en proteínas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de trabajadores del Taller Baix Camp distribuyendo alimentos. Foto: A.Mariné/DT

Imagen de archivo de trabajadores del Taller Baix Camp distribuyendo alimentos. Foto: A.Mariné/DT

El Programa de Gestió Alimentària, impulsado por la concejalía de Benestar Social desde agosto de 2012, dará un saltó de calidad durante este año 2018. El Ayuntamiento de Reus ha hecho una aportación extraordinaria de 12.500 euros para la compra de alimentos ricos en proteínas y para equipar el Taller Baix Camp con una nueva zona de refrigeración. En concreto, 9.500 euros se destinarán al nuevo espacio de congelación y 3.000 euros a la compra de alimentos como latas de atún y de sardinas.

El año pasado, la concejalía de Benestar Social ya hizo otra aportación extra de 12.500 euros, que en aquella ocasión se destinaron de manera íntegra a la compra de alimentos ricos en proteínas. Exactamente, se compraron 4.000 kilos de pollo y 4.260 latas de atún y sardinas. El objetivo de esta nueva aportación económica es ofrecer durante todo este año una dieta más equilibrada a las personas usuarias y mejorar el proceso de tratamiento de los alimentos.

La concejal de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella, hace una valoración muy positiva de esta aportación económica extraordinaria y asegura que “este dinero incidirá de manera directa en la calidad de los alimentos que reciben las personas usuarias del Programa de Gestió Alimentària, que ya es muy buena y que con estas mejoras será excelente”.

Este importe se destina al Taller Baix Camp, una de las entidades que integran el Programa de Gestió Alimentària Responsable, encargada del triaje y la distribución de los alimentos, una labor que realizan personas con discapacidad.

La concejalía de Benestar Social impulsa este programa desde agosto de 2012, aportando apoyo técnico a todas las entidades y empresas que participan, y un importe superior a los 60.000 euros anuales al Taller Baix Camp. Una aportación económica que en 2017, con esta suma extra, ascendió a los 72.650 euros.

Reus es una ciudad pionera en el ámbito de la gestión alimentaria con un programa innovador que incide de manera positiva social y ambientalmente.

La implementación de este programa corre a cargo de la concejalía de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, con la implicación directa de la Fundació Banc dels Aliments, del Taller Baix Camp, de la Agència de Salut Pública de Catalunya y de Càritas Interparroquial de Reus.

Un programa que cuenta con la colaboración de diversas entidades e instituciones públicas y privadas que participan en la financiación, entre las que destacan la Agència de Residus de la Generalitat y la Diputació de Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También