Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio Mas Pellicer de Reus denuncia que la okupación ilegal de pisos vacíos sigue creciendo

El último caso tuvo lugar el sábado provocando graves destrozos en las zonas comunes. Los vecinos contabilizan una veintena de viviendas okupadas y piden soluciones urgentes para frenar la marcha de las familias de toda la vida del barrio

F.G.

Whatsapp
Imagen de hace unos meses de uno de los pisos tapiados por los vecinos en Mas Pellicer. Foto: A. González

Imagen de hace unos meses de uno de los pisos tapiados por los vecinos en Mas Pellicer. Foto: A. González

Mas Pellicer denuncia al Diari que la okupación ilegal de pisos en el barrio sigue creciendo. Desde la entidad vecinal contabilizan ya una veintena de viviendas okupadas. Algunas de ellas son propiedad de entidades bancarias y están vacías, mientras que otras han sido asaltadas por la fuerza. El último caso ha tenido lugar este mismo sábado. 

Según explica el presidente de la Associació de Veïns Primer de Maig, Eduardo Navas, los hechos ocurrieron de mediodía en el bloque 26 y los responsables increparon a los vecinos y provocaron graves destrozos. «Los últimos episodios están generando serios problemas de convivencia con el resto de vecinos. Además, los okupas destrozan las zonas comunes y, en ocasiones, se dedican a trapichear», apunta. 

Sin ir más lejos, en el caso del sábado arrancaron las puertas de los contadores para empalmar de forma ilegal el agua y la luz. Fue entonces cuando los vecinos llamaron a la policía, que hizo acto de presencia y levantó acta pero sin poder hacer nada más.  Desde esta entidad vecinal subrayan que son conscientes de las dificultades por las que atraviesan muchas familias. Por este motivo no denuncian las okupaciones civilizadas sino las «incívicas». Además, también aseguran que todos estos episodios están provocando que muchas familias de toda la vida se vayan de Mas Pellicer. Muchas de ellas, puntualizan, han vendido la vivienda recientemente y se han marchado a otras zonas de la ciudad. 

Los vecinos lamentan la pasividad mostrada y se quejan del abandono que sufre el barrio

Llegados a este punto, en el barrio ya no saben qué hacer para terminar con la problemática de la okupación ilegal. La última acción que llevaron a cabo fue la de tapiar ellos mismos algunos de los pisos vacíos. Una medida que ha resultado insuficiente. Es por ello que se muestran muy críticos con la pasividad que muestran las administraciones y critican la falta de soluciones reales. 

También se preguntan qué ocurriría si Mas Pellicer no fuera un barrio periférico de la ciudad. «En el episodio de okupación del bloque de la calle Joan Coromines la policía actuó con rapidez y la situación volvió a la normalidad. Esto no ocurre en nuestro barrio», concluye Navas, que lamenta el agravio comparativo existente. 

Oleada vandálica

El problema con la okupacion ilegal de pisos vacíos no es el único que preocupa a los vecinos de Mas Pellicer. También les molesta la oleada de actos vandálicos que impera en todo el barrio en los últimos meses con destrozos y quema de vehículos y mobiliario urbano. 

El último gran caso tuvo lugar hará un mes con la quema de la parada de autobús que hay en la calle Mas del Pellicer. En aquella ocasión unos desconocidos prendieron fuego a un colchón que lanzaron sobre la marquesina de la parada de bus dejándola inutilizada y totalmente tiznada de negro.

Temas

Comentarios

Lea También