Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio de la Sardana de Reus reclama la instalación de las cámaras de videovigilancia

Durante los últimos días ha habido un repunte de peleas en la zona y los vecinos están preocupados. La instalación de los dispositivos se ha retrasado por la crisis del coronavirus

C. Marsiñach

Whatsapp
Patrullas de los Mossos y la Guàrdia Urbana en la calle de la Sardana este viernes. FOTO: A. Mariné

Patrullas de los Mossos y la Guàrdia Urbana en la calle de la Sardana este viernes. FOTO: A. Mariné

Los vecinos del barrio de la Sardana de Reus reclaman al Ayuntamiento que instale las cámaras de seguridad en la zona tras el repunte de peleas y disturbios que ha habido estos últimos días. 

Algunos residentes, que prefieren mantenerse en el anonimato, señalan que desde que se ha iniciado la desescalada «hay peleas cada dos por tres en la calle de la Sardana, prácticamente hay día sí, día no». Explican que la situación está generando inseguridad en el barrio y muchas personas mayores tienen miedo de salir a la calle si no van acompañados. Además aseguran que los disturbios «impiden el descanso de los vecinos». Por todo ello, piden que se incremente la presencia policial y que el consistorio instale las cámaras de seguridad que hace tiempo que reclaman en el barrio. 

Algunos vecinos también reclaman que haya una oficina de proximidad de la Guàrdia Urbana en el barrio porque consideran que habría menos conflictos y podrían mediar de forma directa e inmediata entre vecinos. 

Desde la desescalada ha habido un repunte de peleas y disturbios en la calle de la Sardana. FOTO: Alba Mariné

Por su parte, el presidente de la Associació de Veïns del Barri Horts de Simó, Gustau Duran, reconoce que en los últimos días, coincidiendo con el inicio de la desescalada, ha habido un repunte de las peleas en la calle de la Sardana. 

Asegura que desde la asociación están «preocupados» pero que siguen trabajando constantemente con la Guàrdia Urbana y el Ayuntamiento para solucionar el problema y señala que durante estos últimos días se han visto más efectivos policiales en la zona.  
Las obras de instalación de cámaras de videovigilancia entre la calle de la Sardana y la plaza del Comte están en proceso de licitación pero la adjudicación aún no está resuelta. La instalación de los dispositivos se debería haber instalado durante este primer trimestre del 2020 pero se ha atrasado por el coronavirus.  

Duran recuerda que hace tres años que reclaman cámaras de seguridad con «mucha insistencia». Considera que servirán para «disuadir» estos conflictos y que pese a que otras zonas hayan pasado por delante en la instalación de las cámaras, ahora tan solo queda el último paso y espera que pueda estar listo cuanto antes. 

Según fuentes de los Mossos d’Esquadra de estos últimos días tan solo tienen constancia de una pelea entre jóvenes que tuvo lugar la madrugada del sábado al domingo. La policía recibió el aviso a la 1.35 horas de la madrugada. Hubo ocho personas implicadas que iban bajo los efectos del alcohol. Los agentes de la policía autonómica mediaron el conflicto pero finalmente no hubo heridos ni tampoco detenciones. 

Posibles patrullas vecinales 

Algunos vecinos se están organizando a través de las redes sociales para patrullar por el barrio. Y también se plantean colocar pancartas en los balcones para reivindicar «un barrio digno». 

La formación política Entre Veïns Reus, que se presentó a las elecciones municipales del 2019 pero no obtuvo representación, expresó ayer también su preocupación por los disturbios en el barrio de la Sardana en un comunicado. Ponen de manifiesto que hace años que la calle de la Sardana sufre «vandalismo, peleas, tráfico de drogas, incivismo y ruidos» y acusan al Ayuntamiento de tener al barrio «abandonado»  pese conocer la problemática. Piden actuaciones inmediatas para «revertir la situación». 

El Ayuntamiento tiene previsto instalar otras dos cámaras en la plaza Teresa Miquel Pàmies y en la calle de Pròsper de Bofarull. También prevén adquirir una unidad móvil autónoma de videovigilancia itinerante.

Temas

Comentarios

Lea También