Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El caso Traiber investiga si un hombre murió por el implante de una prótesis

La familia ha solicitado al juez un informe pericial forense para determinar si hubo mala praxis y si hay relación entre el fallecimiento y las tres operaciones que sufrió el paciente

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de archivo de los Juzgados de Reus. Foto: alba mariné/DT

Imagen de archivo de los Juzgados de Reus. Foto: alba mariné/DT

El juzgado de Instrucción número 3 de Reus investiga, dentro de la pieza número 4 del caso Innova sobre las prótesis de Traiber, la posible relación entre la muerte de un hombre de 61 años y las diversas operaciones que tuvieron que realizarle por culpa de las complicaciones derivadas de la implantación de una prótesis de cadera. David Peña, abogado de la familia del fallecido, ha solicitado al juez instructor una pericial forense para determinar tanto si existió mala praxis en la implantación de la prótesis y si ésta fue la consecuencia de que el hombre acabase muriendo, el 29 de noviembre del año pasado.

Los hechos se remontan al 14 de abril de 2015 cuando este reusense sufrió una caída en la vía pública de Reus y se fracturó el fémur. Diez días después le colocaron una prótesis bipolar en el Hospital Sant Joan y «a partir de este momento empezaron los problemas y las complicaciones», recuerda Peña, quien añade que «a pesar de tener la prótesis este hombre tuvo que ir en silla de ruedas desde que fue operado hasta el mes de julio». Según consta en los informes médicos a los que ha tenido acceso el Diari, entre el 2 y el 6 de mayo el hombre sufrió dos luxaciones de la prótesis y una separación de la cúpula. A finales de ese mes tuvo que ser operado y el 30 de junio volvió a ser intervenido para sustituirle la cabeza metálica de la prótesis.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También