Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cierre de dos locales en pocos meses pone en alerta al ocio nocturno de Reus

La discoteca SoldeNit ha bajado la persiana este mes y el Estraperlo lo hizo a finales del año pasado

Montse Plana

Whatsapp
Imagen de archivo de la discoteca SoldeNit. FOTO: Alba Mariné/DT

Imagen de archivo de la discoteca SoldeNit. FOTO: Alba Mariné/DT

El ocio nocturno de Reus está en un punto dulce. Bares, restaurantes, discotecas y pubs se llenan todos los fines de semana. Las tendencias cambian y, desde hace unos años, Reus es uno de los referentes de la noche en el Camp de Tarragona. Pero en los últimos meses han bajado persiana dos de los emblemáticos locales con una década de historia: el Estraperlo y ahora también se suma el SoldeNit. Un hecho que no es, precisamente, lo deseable para una ciudad que se está posicionando como uno de los referentes en ocio nocturno de la provincia. «Cuanto más locales, más servicios y más sinergias», coinciden a afirmar el propietario de La Fàbrica, Josep Maria Tintorer; y  Josep Vila, uno de los impulsores del recién inaugurado Sabana.

En el caso de la discoteca SoldeNit, la sala de fiestas abrió por última vez el pasado 2 de febrero, mientras que el restaurante también ubicado en el número 14 del Raval Robuster lo hizo este pasado fin de semana. Fuentes de SoldeNit han explicado al Diari que se ha tomado la decisión ante una fuerte bajada de afluencia «que empezamos a detectar el pasado verano». 

No se trata, pero, de una despedida definitiva, sino que se apuesta por un replanteamiento, adaptarse a las nuevas demandas y reabrir en septiembre u octubre. «Hemos preferido cerrar, dejar respirar y empezar de nuevo», añaden las fuentes. La empresa de SoldeNit también gestiona Pacha y la Cage, «así que este verano nos centraremos en los locales de costa», aseguran. Mientras tanto, se está trabajando ya en el futuro local. Aún no está claro cuál será el modelo «pero somos gente de Reus y el local tiene muchas posibilidades, así que queremos estar aquí», se asegura desde SoldeNit. Son conscientes de que las tendencias cambian «y el SoldeNit está igual des de que abrió puertas. Han sido 8 años de éxito, pero ahora toca una lavado de cara», se subraya.

Precisamente, Josep Maria Tintorer, de La Fàbrica, sabe bien que «lo más importante es saber adaptarse a las nuevas demandas de los usuarios». Según su punto de vista, el ocio nocturno no ha cambiado, «simplemente la gente necesita nuevos estímulos». En este sentido, pone como ejemplo la gran última renovación de su local, La Fàbrica, que hace un par de años fue sometido a un importante lavado de cara. Según Tintorer, la clave del éxito es «dar lo que la gente quiere» y, por otro lado, «una buena gestión del negocio». «El local también hace mucho. En nuestro caso, tenemos un espacio increíble, con muchos metros cuadrados, que nos permite disponer de distintos espacios, cada uno con ambientes distintos», añade el propietario de La Fàbrica que, ante el reciente cierre de dos locales nocturnos, se muestra algo preocupado. Y es que destaca la importancia de la competencia: «Queremos que haya muchos locales porque esto es sinónimo de más servicios».

En la misma línea se expresa uno de los impulsores de Sabana Reus, Josep Vila. «Es muy importante tener competencia. No queremos quedarnos solos, sino que Reus sea una zona fuerte y, para esto, necesitamos remar todos juntos», defiende Vila, que también sitúa los restaurantes y bares como parte importante del éxito del ocio nocturno de la ciudad. «Se trata de sinergias. Si en una zona tienes distintas opciones, la gente puede escoger y se va moviendo de un local a otro, así que todos salimos beneficiados», añade. Con el cierre de SoldeNit, y hace unos meses, el del Estraperlo, Josep Vila alerta que «de cuatro locales que teníamos abierto hasta altas horas de la madrugada, ahora quedamos dos. Si algún día queda solamente uno, entonces nos tendremos que preocupar, porque si la gente no tiene oferta, irá a otra ciudad a buscarla». 

No obstante, el promotor de Sabana Reus es positivo y destaca el éxito de su local, cuatro meses después de su apertura. Vila subraya que los locales están «condenados» a adaptarse a la clientela. «Tenemos que ir un paso por delante», sentencia Vila, que confía que nuevos locales abran en un futuro.

Temas

Comentarios