Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El comercio de barrio de Reus se reinventa para atraer nuevos clientes

El barrio Fortuny ha perdido una treintena de establecimientos comerciales en los últimos años y para combatirlo empieza una iniciativa cada miércoles con descuentos y promociones
Whatsapp
El bar Can Valero, uno de los participantes, espera captar gente de fuera del barrio Fortuny.  Foto: Alba Mariné

El bar Can Valero, uno de los participantes, espera captar gente de fuera del barrio Fortuny. Foto: Alba Mariné

La actual coyuntura económica, el goteo constante de jubilaciones y las realidades específicas de cada zona de Reus han provocado que barrios como el Gaudí o el Fortuny hayan perdido peso comercial con el cierre de establecimientos que pusieron en marcha vecinos de toda la vida. Ahora, el vecindario quiere dar la vuelta a esta situación y la Associació de Veïns del Barri Fortuny arranca, hoy mismo, una campaña para promocionar los comercios de proximidad y recuperar el volumen de clientes que movían los cincuenta comercios que llegó a tener el barrio.

Concretamente, una decena de tiendas del barrio tendrán, cada miércoles, su particular día del espectador. Se trata de la nueva iniciativa que bajo el nombre Dimecres, dia del client, quiere promocionar los establecimientos locales. «Los clientes recibirán un pequeño descuento y diferentes promociones en los establecimientos adheridos al proyecto», cuenta Daniel Marcos, presidente de la Associació de Veïns del Barri Fortuny.

Para la tipología de promoción, entre los comercios adheridos se encuentran principalmente bares, cafeterías y restaurantes e incluso una autoescuela. Este último caso, «cada miércoles ofrecerá 20 euros de descuento en la matrícula», cuenta Marcos. Entre las otras promocione destacan, por ejemplo, desayunos por tan sólo un euro con una bocata pequeño y un café con leche o un menú de mediodía de 4 euros con un plato y bebida.

Los siete comercios participantes tendrán un distintivo en la puerta que informará a los clientes que forman parte de la campaña y la asociación de vecinos se encargará de distribuir folletos informativos en los propios comercios, en la sede en la entidad vecinal y en los centros cívicos. Como todas las promociones, la campaña tiene fecha de caducidad y terminará el próximo mes de mayo.

 

Recobrar el esplendor

Según Daniel Marcos, la iniciativa tiene la voluntad de defender el pequeño comercio, los productos de calidad y la atención personalizada. «En los años 90 el barrio Fortuny era una pequeño pueblo repleto de comercios y con esta iniciativa queremos recuperar parte de esta época tan activa», manifiesta el presidente de una de las dos entidades vecinales que cuenta el barrio. Marcos considera que «la apertura de supermercados, las jubilaciones y la crisis les ha llevado a esta situación» que se puede solventar con la atracción de clientes de fuera del barrio.

Esta campaña es la segunda iniciativa que la asociación de vecinos ha organizado para defender el pequeño comercio. El verano pasado la entidad promovió cupones de descuento o premios que cada establecimiento escogía, una iniciativa que según Marcos, «fue muy positiva y que repetirá el próximo verano».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También