Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El exconcejal de la CUP Reus que destapó el caso Innova: "Hay mucho desgaste emocional y a veces te sientes muy solo"

David Vidal comenzó denunciando la opacidad de la sociedad, las dietas de los consejeros y los elevados sueldos de los directivos

Raúl Cosano

Whatsapp
El exconcejal de la CUP Reus que destapó el caso Innova:

El exconcejal de la CUP Reus que destapó el caso Innova: "Hay mucho desgaste emocional y a veces te sientes muy solo"

Para bien o para mal David Vidal (36 años) goza de la aureola de azote de la corrupción en Reus. Él fue el primero en cuestionar el holding municipal Innova. Comenzó denunciando la opacidad de la sociedad, las dietas de los consejeros y los elevados sueldos de los directivos. También llevó a la fiscalía de la Audiencia Nacional la presunta incompatibilidad de cargos del director general, Josep Prat.

A ello se añadió, más tarde, que llevó a la justicia un informe interno del Ayuntamiento que desvelaba presuntas irregularidades en Innova por facturas vinculadas con la construcción del nuevo hospital Sant Joan.

Poco importó que fuera Ara Reus quien llevara formalmente la denuncia al juzgado. El mito estaba creado. «Me gustaría que la historia me recordara no por los líos de Innova sino por ser la primera persona que preguntó por los sueldos públicos y los dio a conocer», dice.

Ahora, una vez abandonada su dimensión pública y su cargo como concejal, hace balance, mientras ha vuelto a su empleo de jardinero en Reus, Esport i Lleure: «Las consecuencias de todo esto han sido más bien negativas. De alguna manera sí que hemos legitimado esa cultura de intentar luchar contra las malas prácticas, pero todo ello tiene un desgaste emocional, sobre todo cuando no recibes el apoyo del resto de partidos,o tienes que ir a un juzgado tú solo. Sientes mucho la soledad». 

La presión velada

Durante sus años de militancia en favor de la denuncia, el ‘cupaire’ tuvo que escuchar comentarios de todo tipo: «Gente que estaba en el gobierno me decía que nunca ocuparía ningún cargo en el Govern municipal por lo que hacía. Había quien me decía que después de la política no podría encontrar nunca un trabajo, o volver al mío, pero he regresado, y sin problemas».

Vivió incluso algún episodio difícil de explicar: «Una vez hablaba con un político de CiU y notaba que me estaban grabando. Era una conversación rara, con preguntas estúpidas que intentaban cogerme por algún lado, cazarme con algo raro».

David fue tan batallador que, a su pesar, se vio señalado, aunque fuera de forma velada. «Te estigmatiza un poco. Una parte del tejido empresarial te miraba con recelo, como si estuvieses buscándole los tres pies al gato siempre. Era gente que prefería no relacionarse contigo por miedo. Yo, aunque sepa que una empresa está haciendo mal algo, si no tengo indicios y si no está yendo de forma clara contra el interés público, no voy a hacer nada».

En el otro lado, estaban los alentadores, aquellos que le invitaban a seguir en la brecha: «Muchos me decían que siguiera así, que diera aún más caña».

Notícia relacionada: Azahara Peralta dirigió la descontaminación de Acuamed en Flix: "Me echaron por negarme a firmar un sobrecoste"

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También