Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gerente de Traiber paga la fianza de 20.000 ==euro== y evita entrar en prisión

Márquez, imputado por cinco delitos en el caso Innova, consignó ayer el dinero en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus
Whatsapp
Márquez, abandonando los Juzgados de Reus el pasado viernes tras declarar.  Foto: Alfredo González

Márquez, abandonando los Juzgados de Reus el pasado viernes tras declarar. Foto: Alfredo González

El administrador de la empresa de prótesis Traiber, Lluís Márquez, consignó ayer en el juzgado de Instrucción número 3 de Reus la fianza de 20.000 euros, por lo que no irá a prisión, tal y como señalaba el auto dictado por el juez del caso Innova el pasado sábado, según fuentes judiciales.

El juez imputó a Márquez delitos societarios y contra la salud pública, falsedad documental, blanqueo de capitales y contra la Administración Pública y ordenó libertad provisional con fianza de 20.000 euros a pagar antes del jueves 7 de mayo.

También imputa los mismos cargos a la primera teniente de alcalde Teresa Gomis (CiU) en el marco de la pieza número siete del caso Innova, que investiga bajo secreto de sumario los delitos cometidos, presuntamente, en el seno del grupo municipal de empresas de Reus Innova.

En total, hay once imputados en esta pieza -seis de ellos, relacionados con la empresa pública sanitaria Sagessa, que gestiona el Hospital de Sant Joan de Reus- y a todos se les ha retirado el pasaporte y tienen que comparecer cada lunes en el juzgado.

El auto reseña que Márquez suministraba prótesis al Hospital de Sant Joan y que existe un desajuste económico de 2,4 millones de euros entre lo vendido y lo declarado por la empresa y que las ventas se interrumpieron por orden del nuevo jefe de traumatología.

Según el auto, el empresario intentó volver a suministrar al hospital a través de reuniones con Gomis y otros miembros del Ayuntamiento de Reus, e incluso con el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Se da el caso de que en noviembre del 2014, una alerta sanitaria del Ministerio de Salud y de la Generalitat ordenó el cese inmediato de usar implantes fabricados por Traiber por «graves infracciones de la legislación de productos sanitarios».

Así, fabricaba «sin la preceptiva licencia de funcionamiento» y las comercializaba «sin el certificado de conformidad de la CE», según la interlocutoria del juez Diego Álvarez de Juan.

 

Protocolo de control

El Hospital de Sant Joan de Reus, han explicado a EFE fuentes de Sagessa, activó un protocolo de control de los pacientes afectados, si bien lo lidera el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya y el Ministerio de Sanidad, sin que de momento consten problemas en ninguno de los pacientes.

Ayer también se supo, en una información publicada por el diario El País, que el concejal de Salut del Ayuntamiento de Les Borges del Camp, de Convergència i Unió, Eduard Correcher, es el director financiero de Traiber. No obstante, Correcher rebajó su nivel de responsabilidad en la empresa de prótesis negando que fuese el director financiero y asegurando que es oficial administrativo.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También