Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gobierno de Reus asegura que el pago a proveedores es de 52 días

Desmiente que el Ayuntamiento y sus empresas estén pagando a 82 días. Enrech asegura que los 56 millones de deuda de la Generalitat desaparecerán en abril por el nuevo FLA
Whatsapp
Imagen del pleno municipal celebrado la semana pasada. Foto: A.M/DT

Imagen del pleno municipal celebrado la semana pasada. Foto: A.M/DT

El concejal de Hisenda, Joaquim Enrech, aseguró ayer que el pago medio con el que el Ayuntamiento y sus sociedades municipales pagan a los proveedores es de 52 días y no 82 como aseguró ayer el grupo municipal del PSC. Un plazo que terminará ajustándose a los 30 días ya que, manifestó, se está cumpliendo escrupulosamente con el Plan de Ajuste. «No quiero referirme a nadie en concreto, pero cualquier comunicado a los medios de comunicación que pretenda poner en duda el buen funcionamiento del Ayuntamiento y el grupo consolidado no obedece a nada más que a una voluntad de intoxicar».

En cuanto a la cantidad que la Generalitat de Catalunya adeuda en estos momentos al consistorio, él mismo ratificó que son unos 56 millones de euros, un importe que «siempre ha estado alrededor de esta cantidad y que, principalmente obedece a lo que se debe por cuestiones relacionadas con el hospital de Reus». Por este motivo, también negó que la cifra haya aumentado más de un 50% en el último año como expuso el partido socialista.

Además, puntualizó que ningún servicio de los que presta el consistorio está en peligro y que la deuda «desaparecerá sobre el mes de abril porque el Ministerio de Hacienda ha aprobado un nuevo Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) por deudas que tienen las comunidades autónomas con sus respectivos ayuntamientos».

500€ por reusense

Desde el grupo municipal del PSC se denunció ayer que la cantidad adeudada por la Generalitat de Catalunya obliga al consistorio a tener que pagar a sus proveedores a 82 días y que la institución deben más de 500 euros por reusense. Una situación, apuntaron, que afecta de forma directa al Hospital Sant Joan, a la construcción de nuevos centros educativos y a la prestación de servicios sociales. Por todo esto exigían soluciones al consistorio para que la cantidad sea devuelta.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También