Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El gobierno de Reus rechaza las mociones de la oposición y mantiene el cierre del Mercat de Carrilet

El concejal de Empresa i Ocupació ha recordado que el equipamiento no era viable y generaba un importante coste adicional al Ayuntamiento. El debate ha generado fuertes críticas de PSC y la CUP hacia la gestión del gobierno

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la fachada del Mercat del Carrilet. FOTO: A. González

Imagen de la fachada del Mercat del Carrilet. FOTO: A. González

El Mercat del Carrilet de Reus bajará la persiana el año que viene. La decisión es ya irreversible, tal y como ha quedado visto para sentencia este viernes en el transcurso del pleno municipal. Y es que el equipo de gobierno ha ratificado su anuncio inicial frente a las reclamaciones de PSC y la CUP que pedían paralizar su cierre a través de dos mociones. Como era de esperar, el debate ha generado duras acusaciones por parte de la oposición, sobre todo contra la gestión realizada por la concejalía de Empresa i Ocupació.

Especialmente crítico se ha mostrado el portavoz de los socialistas, Andreu Martín, asegurando que el fin de la actividad del mercado “no satisface a nadie” y que demuestra “el fracaso en la gestión de este gobierno”. Además ha acusado al concejal Carles Prats de mentir cuando dijo que todos los partidos apoyaban la decisión y le instó a plantear las acciones necesarias para que el equipamiento sea viable. Unas palabras que han generado  los aplausos entre los paradistas presentes en el salón de plenos, que también aprovecharon para recoger firmas contra el cierre.

Por su parte, Prats ha declinado entrar a responder los ataques de Martín, mientras que el alcalde de Reus, Carles Pellicer, sí que se ha referido a ellos tras la votación. Pellicer ha acusado a Martín de pronunciar un discurso demagogo y ha asegurado que “aquí no miente nadie”. Él mismo también ha subrayado que “el gobierno no quiere cerrar mercados. Es una decisión de responsabilidad y porque existen muchos factores económicos, legales, sociales de tendencia de compra, falta de operadores y un cambio de modelo importante que nos obligan a tomar la decisión”.

Desde un principio, el concejal de Empresa i Ocupació ha pronunciado un discurso de perfil más técnico y centrado en los motivos que han provocado el cierre del equipamiento. Tras recordar que uno de los principales motivos de la decisión surge por la falta de un operador interesado en liderar el mercado, también ha recordado que los principios de estabilidad y sostenibilidad financiera obligan a una administración a cumplir los parámetros de viabilidad. Y estos, ha afirmado, no se cumplían en el Carrilet con el 75% de las paradas vacías y con un sobrecoste para las arcas municipales de 200.020 euros al año.

Prats también ha aprovechado sus intervenciones para adelantar que el próximo lunes se abre el concurso público para optar a la licitación de una parada en el

y anunciar que el pliego de cláusulas priorizará que los paradistas del Carrilet se puedan trasladar a sus instalaciones. Por ejemplo, se impondrá una rebaja del 50% en el coste de acceso a la parada o que se pueda abonar la cantidad de forma fraccionada. Además, las personas que se presenten deberán acreditar cinco años de experiencia en el sector.

Por su parte, la concejala cupaire, Mònica Pàmies, ha denunciado que “han dejado agonizar el mercado” y ha recordado que el cierre del Carrilet supone incumplir los principales factores que defiende el Pla d’Acció Municipal (PAM).

La ampliación del Parc de Bombers, más cerca

La futura ampliación y renovación del Parc de Bombers de Reus está más cerca de ser una realidad después de que el pleno haya aprobado, con la abstención de la CUP, modificar de forma puntual el Pla General d’Ordenació Urbana Municipal (POUM) respecto a varios solares de su entorno. Concretamente, se trata de los ámbitos de Mas Abelló, con una superficie de 2.326 metros cuadrados, y de la calle Vilafranca del Penedès, son una superficie de 2.618 metros cuadrados, ambos ya de titularidad municipal y que estaban cualificados como terrenos libres o destinados a equipamientos.

El acuerdo sobre los cambios urbanísticos “quiere dar respuesta a la necesidad de ampliación del Parc de Bombers, para que disponga de una accesibilidad al territorio que da servicio y por el mejor funcionamiento de las instalaciones”. En este sentido se ha expresado la concejala de Urbanisme, Marina Berasategui, cuando ha asegurado que se trataba de un requerimiento “en favor del interés público”.

Llegados a este punto, será el Departament d’Interior de la Generalitat el encargado de su aprobación definitiva e iniciar la ampliación en un futuro. La necesidad de mejorar el parque de bomberos surgió el año pasado de la propia Generalitat que mantuvo reuniones previas con el ayuntamiento. De hecho, las mejoras de la instalación son una larga reivindicación de los propios bomberos reusenses.

Reus, ciudad amiga de la infancia

El pleno también ha aprobado solicitar a Unicef Comité Español concurrir a la convocatoria 2019-2020 por el reconocimiento de Reus como Ciudad Amiga de la Infancia. Se trata de una designación, han explicado desde el equipo de gobierno, “que implica un compromiso político; pero también implementar acciones y medidas concretas, dotadas con recursos, con los que se establecen objetivos que mejoran el bienestar de la infancia y de la adolescencia en el corto, medio y largo plazo”.

Entre otros motivos, la iniciativa Ciudad Amiga de la Infancia, que tiene una vigencia de cuatro años, prevé establecer estructuras permanentes de participación en el que las opiniones de niños, niñas y adolescentes se tengan en cuenta en la vida comunitaria (escolar, familiar, social y municipal).

Temas

Comentarios

Lea También