Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El propietario de Traiber pide la nulidad del caso por ‘indefensión’

La defensa de Luis Márquez afirma que se ha hecho ‘un abuso de secreto de sumario’ y que se ha favorecido a la acusación particular

Mònica Just

Whatsapp
Luis Márquez, en primer término, a su salida de los juzgados de Reus, el pasado noviembre. FOTO: A. GONZ�LEZ

Luis Márquez, en primer término, a su salida de los juzgados de Reus, el pasado noviembre. FOTO: A. GONZ�LEZ

La defensa del propietario de Traiber, Luis Márquez, solicita al titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, el juez Diego �lvarez de Juan, que decrete la nulidad de todo lo actuado hasta ahora en la pieza número 15 del caso Innova –centrada en los pacientes afectados por las presuntas prótesis defectuosas–, «por vulnerar el derecho de defensa de esta parte, dado que se nos ha causado una evidente indefensión mediante un abuso del secreto de sumario».

En un escrito presentado al juzgado el 17 de enero, la defensa de Márquez asegura que, desde que se inició la causa, y pese a acordarse el secreto de las actuaciones para todas las partes excepto para el Ministerio Fiscal, «se han estado realizando diligencias de investigación sin la intervención de esta defensa, y en cambio sí que ha intervenido la acusación particular». Argumenta, pues, que el derecho de defensa ha quedado afectado en distintas ocasiones a lo largo de la instrucción del caso, en los que considera que se habría favorecido a la acusación particular.

La defensa del gerente de la empresa que fabricó las supuestas prótesis defectuosas apunta que, en caso de que el juez instructor decida no acordar la nulidad de las actuaciones, pide que «se nos dé traslado de todas las prótesis explantadas, así como de las muestras obtenidas, material protésico, bloques de inclusión conservados, etcétera, a fin de que nuestros peritos puedan examinarlas y realizar los informes pertinentes».

También en el mismo caso, es decir, si el magistrado no acuerda la nulidad, reclama que se les comunique cualquier explantación de prótesis que pueda realizarse, a fin de que sus peritos puedan intervenir en la misma; y que se les permita acceder a la sede de la empresa. Y que se les dé traslado de toda la documentación y material intervenido en las entradas y registros realizados Traiber.


Recurso de reforma
La defensa también han interpuesto un recurso de reforma contra la providencia del 10 de enero que acordó el requerimiento al Hospital Sant Joan de Reus para que recaben la prótesis explantada a una paciente e indique día y hora para que el técnico de la Universidad de Barcelona pase a recoger la prótesis, junto con sus tejidos adyacentes, y proceder a su análisis. Pero insiste en que este técnico es precisamente el perito de la acusación particular, «que ya ha realizado uno de los informes periciales presentados en la causa, y que además ha accedido en dos ocasiones a la sede de Traiber, se ha llevado material... todo a espaldas de esta defensa, que no ha tenido conocimiento de lo actuado hasta el levantamiento del secrerto, ni ha podido participar, por lo tanto ejercer su derecho de defensa». Por ello, y para que la nulidad que pide no afecte a lo actuado tras levantarse el secreto, la defensa de Márquez insiste en reclamar que se revoque la providencia de 10 de enero y se acuerde que antes de entregarse la prótesis de la paciente al perito de la acusación, la defensa pueda comprobar el estado en el que se halla, hacer fotos y comprobaciones in situ .

Además, pide que se envíe a la defensa documentos sobre un oficio realizado al Hospital Sant Joan el 15 de diciembre, de cual asegura que no se les ha dado traslado, «y lo mismo ocurre con el informe solicitado al Médico forense y con los documentos aportados por el hospital».

Temas

  • REUS

Lea También