«En Reus no queda superficie para que se instalen nuevas grandes empresas»

Los empresarios valoran positivamente la reforma fiscal impulsada por el consistorio pero consideran que falta espacio. También reclaman más ayudas para los negocios de la ciudad

M. PLANA / C. MARSIÑACH

Whatsapp
El polígono AgroReus cuenta con unas 200 empresas. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

El polígono AgroReus cuenta con unas 200 empresas. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los empresarios de Reus valoran positivamente la reforma fiscal que el Ayuntamiento quiere llevar a cabo para atraer a nuevas granes empresas y generar empleo. Cabe recordar que el consistorio bonificará el 95% de los impuestos de Actividades Económicas (IAE), sobre el de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) o el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a las nuevas empresas que se instalen en la ciudad y aquellas que amplíen la plantilla con la creación de puestos de trabajo estables.

Aún así, los empresarios consideran que no hay terrenos lo suficientemente grandes para que se instalen en la ciudad.

Gerard Pagès, presidente Associació de Polígons Industrials de Reus (APIR) y coordinador de la Comissió d’Indústria de la Cambra de Comerç de Reus, ve con buenos ojos las bonificaciones fiscales para nuevas grandes empresas. «Todo lo que sea ayudar a los empresarios es positivo. El problema es que en Reus no queda superficie para nuevas naves industriales», puntualiza, a la vez que recuerda que sólo quedan terrenos en el polígono H6, ubicado en la carretera de Bellissens y junto al término de Vila-seca. Fue urbanizado hace ya más de 15 años, pero ninguna empresa se ha instalado. La solución adoptada: reparcelar para conseguir terrenos con mayor superficie que permitan a grandes empresas instalarse en la ciudad. «Más allá de esta zona, no hay espacio, así que es complicado que se ubiquen grandes empresas», añade.

Como presidente de APIR, Gerard Pagès recuerda que los empresarios ya afincados en la ciudad también necesitan ayudas, «por ejemplo, se podría congelar la subida del IBI o descontar todo lo que sean tasas municipales». Y es que subraya que el sector está sufriendo de forma importante la crisis de la Covid-19: «Inicialmente éramos optimistas, pero cada vez lo somos menos, porque la rueda no gira. Sólo se producen las inversiones necesarias e imprescindibles». Aunque explica que el porcentaje de cierres de empresas a nivel industrial es muy pequeño, asegura que muchas sí están en peligro en función de cómo evolucione la situación. «Sobrevivimos por los préstamos ICO. Pero si la economía no se reactiva, no lo podremos afrontar», añade.

25 puestos de trabajo

Para poder beneficiarse de las bonificaciones se requerirá a las empresas la creación de un mínimo de 25 puestos de trabajo estables. Algunos empresarios consideran que el número de trabajadores debería ser inferior teniendo en cuenta que la situación actual es complicada y difícilmente las empresas pueden hacer estas inversiones tan importantes.

Por otro lado, para generar ocupación, la reforma fiscal también contempla rebajas de entre el 25 y el 50% del IAE para aquellas empresas que fomenten la ocupación estable. Si aumentan entre un 10% y un 15% su ocupación tendrán una bonificación del 25%. Si la plantilla crece entre un 15% y un 25%, será del 40% y si aumenta más del 25% la rebaja será del 50%.

Los polígonos de Reus han experimentado un importante crecimiento en los últimos años: si 2017 cerró con un total de 570 empresas, este 2020 la cifra asciende a 714, según datos de este mes de agosto del censo de actividades económicas en el Portal de Dades Obertes del Ayuntamiento de Reus. Los empresarios valoran que sean polígonos bien comunicados, con precios económicos y con fibra óptica.

Temas

Comentarios

Lea También