Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En marcha el cambio de todo el alumbrado público del centro de Reus

Se sustituirán un millar de farolas que todavía funcionaban con bombillas de vapor de mercurio
Whatsapp
Los operarios ya han finalizado el cambio del alumbrado de la calle Llovera. FOTO: Alfredo González

Los operarios ya han finalizado el cambio del alumbrado de la calle Llovera. FOTO: Alfredo González

Desde hace días, los operarios trabajan en la renovación del alumbrado público de la ciudad. Especialmente del centro de la ciudad para cambiar las últimas farolas que todavía funcionan con bombillas de vapor de mercurio. En total serán un millar de puntos de luz para que la ciudad se adapte completamente a la directiva europea que fija la adaptación de este tipo de lámparas y sustituirlas por modelos más ecológicos y eficientes.

Sin ir más lejos, el proyecto prevé que con este cambio se obtenga un ahorro superior al 65% de la energía eléctrica que consumen actualmente estas luces; es decir 223.647 kw/h anuales, que representarán más de 31.000 euros al año, y la no emisión de más de 76 toneladas de CO2 cada año a la atmósfera por la electricidad que no habrá que consumir. Además, en su día desde el consistorio ya se explicó que el proyecto disponía de una subvención de 500.000 euros procedentes del Instituto para el Ahorro y la Diversificación Energética (IDAE). 

En estos momentos ya han finalizado los trabajos en la calle Llovera. En la zona centro, otras de las calles afectadas son Ample, Monterols o Amargura. No obstante, también se está actuando en zonas como la Llibertat, avenida Pere el Cerimoniós, Jaume I o el Camí de Riudoms. Los últimos datos hechos públicos por el propio Ayuntamiento de Reus señalan que en toda la ciudad se contabilizan unos 19.000 puntos de luz.

El propio consistorio, en el año 2013, elaboró una auditoría energética para la sustitución de las luces de vapor de mercurio que todavía estuvieran presentes en el alumbrado público de la ciudad. A raíz de ésta se redactaron dos proyectos. El primero de ellos es el que se está llevando a cabo, mientras que el segundo se centra en continuar reduciendo la factura de la luz gracias a la reducción de los kw/h cada año. 

De forma paralela, la concejalía  de Vía Pública también espera empezar en breve un proyecto para mejorar el alumbrado público en distintos barrios de la ciudad como Niloga, Gaudí, Mas Abelló o la urbanización Sant Joan. Una intervención que ya dispone de una partida presupuestaria de 276.000 euros para su realización.

Temas

Comentarios

Lea También