Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Estrenan iluminación para evitar atropellos en Països Catalans de Reus

Se han instalado puntos de luz en los siete pasos de peatones de la avenida que no tienen semáforo. Los cambios se han realizado a petición de los vecinos que reclamaban mejoras en la seguridad vial

Carla Bergadà

Whatsapp
Las señales luminosas se han instalado en siete pasos de peatones de la avenida. FOTO: Fabian acidres

Las señales luminosas se han instalado en siete pasos de peatones de la avenida. FOTO: Fabian acidres

Fue la segunda propuesta más votada de los presupuestos participativos de 2018: la iluminación de los pasos de peatones de la Avinguda dels Països Catalans. Recibió 542 apoyos, lo que la hizo líder del grupo de los ‘pequeños proyectos’ —con presupuesto inferior de 50.000 euros. La presentó Esperanza Torrijos, actual presidenta del barrio Immaculada.

La instalación de los puntos de luz roja, junto a farolas para dotarlos de electricidad, terminó la semana pasada. Las señales se han colocado en siete pasos de zebra en los que no hay ningún semáforo que evite que los vehículos circulen sin control.

El presupuesto de la propuesta era de 48.000 euros aunque las obras, adjudicadas a BQ Llum Traffic S.L., han costado 34.000 euros. Desde el Ayuntamiento de Reus han explicado que la diferencia se invertirá en poner la misma iluminación en otras calles de la ciudad que todavía no se han determinado. El caso es que el proyecto inicial contemplaba que la instalación se ampliara a otras vías rápidas de la capital del Baix Camp siempre y cuando tuviera buenos resultados. 

Los carteles de luz roja intermitente pueden verse a lo largo de la avenida de Països Catalans. Torrijos celebra que se haya hecho realidad su propuesta aunque confiesa que la idea que ella presentó  detallaba que las señales sólo se encendieran cuando un viandante quisiera cruzar la calle. «El modelo nos gusta mucho a los vecinos pero no hemos hablado todavía con los técnicos para saber si finalmente habrá luz intermitente todo el día o será únicamente cuando alguien quiera pasar», dice la líder vecinal del barrio Immaculada. «Nosotros cruzamos constantemente por Països Catalans para ir al CAP, al Centre Cívic, al centro de la ciudad o a cualquier lado, es una medida que ha contentado a todos los que vivimos en esta zona», afirma Esperanza Torrijos.

El proyecto surgió tras varios sustos que casi terminan en atropello en los pasos de peatones, como el caso de una niña delante del Centre Cívic Ponent que recuerda perfectamente la presidenta de la asociación de vecinos. «Desde el primer momento en el que explicamos que queríamos presentar la idea, la gente nos apoyó», recuerda Torrijos. 

Los vecinos, satisfechos

Además de la representante de la asociación de vecinos del barrio, las personas que suelen hacer vida en sus calles también ven con buenos ojos la nueva iluminación. Para Jose Luis, también del Immaculada, «está bien que les den más visibilidad aunque creo que quien no quiera parar, seguirá sin hacerlo». Cori es de la misma zona y  opina que «hay algunos pasos de peatones que están en puntos conflictivos, esperemos que las luces sean útiles».

Ignasi, de Mare Molas, coincide con ellos: es una buena noticia. «No hay mucha visibilidad, al menos por la noche y las luces pueden hacer que un conductor despistado recupere la atención», explica.

En definitiva, hará falta esperar a que la nueva medida reduzca los incidentes en la Avinguda de Països Catalans y que ello haga que se aplique en otras vías de la ciudad para evitar que se produzca cualquier otro atropello en un paso de peatones a causa de la falta de visibilidad.

Temas

Comentarios

Lea También