Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ferran Estivill, el especialista del detalle

El fotógrafo expresa su inquietud artística en su estudio de Reus, donde dispone de una gran reputación

Marc Libiano

Whatsapp
El fotógrafo reusense Ferran Estivill durante un viaje a Marruecos. FOTO: Cedida

El fotógrafo reusense Ferran Estivill durante un viaje a Marruecos. FOTO: Cedida

Un curso de bachillerato artístico en el Institut Domènech i Montaner de Reus abrió la curiosidad por la fotografía y la capturación del detalle de Ferran Estivill (Reus, 1981), Un reusense de toda la vida que no ha necesitado marcharse de su zona de confort para completar sus ambiciones profesionales.

Inquieto y apasionado por su trabajo, este fotográfo más de vocación que de profesión dispone de un estudio propio muy cerca del barrio del Carme. Se ha labrado un camino de más de una década para hallar su espacio. Dispone de muy buena reputación en la ciudad.

Ferran Estivill formalizó sus primeros estudios básicos en l’Escola Montsant, nunca encontró en la formación una especial motivación. La consideraba muy generalista, por eso se refugió en el deporte y en la actividad física. Justo hasta que el bachillerato artístico le abrió esa puerta de salida.

Culminó sus aspiraciones y le absorbió. Hasta el punto que hoy, él y su cámara resultan inseparables. Este fin de semana, el reusense se toma unas merecidas vacaciones en Uzbequistán. Con él viajará su equipo fotográfico. «Siempre llevo la cámara encima. Forma parte ya de una rutina», asegura. Los fotográfos disponen de ese rasgo. Lo pueden llegar a ser 24 horas al día. Da igual el lugar y el momento. Siempre existe un buen paisaje para inmortalizar. Un detalle que reflejar.

El retrato se ha convertido en un formato predilecto para Ferran, que abarca muchos campos de la fotografía. Su trabajo ahora mismo se ha enfocado más hacia las campañas de publicidad y comerciales, donde se siente cómodo.

«Realmente me cuesta muy poco apasionarme por cualquier temática que me encargan», asegura. La agenda del reusense derrocha fuego por la cantidad de encargos que dispone. El último, de carácter solidario. Se encuentra en plena creación del calendario de la Fundació Bara de Reus, un ente sin ánimo de lucro que ya cuenta con más de 30 años de existencia en la capital del Baix Camp. El calendario lo complementa Vermuts Miró, también instaurado en esa actividad solidaria.

El fotógrafo se ha involucrado muchísimo en proyectos relacionados con su ciudad. Por ejemplo, trabajó en una idea que prácticamente dio la vuelta a Europa debido al impacto que generó su originalidad. Trabajó codo a codo con Estudis Ovni para convertir en pequeñas obras de arte, los carteles que anunciaban los partidos del CF Reus en el Estadi. Fue durante la primera temporada del equipo rojinegro en el fútbol profesional (2016-17). Concretamente en la Segunda División. 

Los carteles reflejaban portadas de discos musicales emblemáticos como por ejemplo el ‘Nevermind’ de Nirvana, con Edgar Badia como protagonista, o el Aladdin Sane, de David Bowie, caracterizado por Edgar Hernández. Hubo otros muchos más. La idea, del entonces jefe de comunicación del club, Xavi Guix, convirtió a los futbolistas en estrellas del rock.

Panoramics Fotoestudio

Las propuestas que inauguró Ferran Estivill también tienen que ver con un local que abrió junto a su socio y amigo Anton Briansó llamado Panoramics Foto Estudio. Se transformó en la antesala del estudio totalmente personal que ahora mismo disfruta. Junto a Anton Briansó se ha montado en distintos viajes. No hace mucho, los dos elaboraron una campaña con el jugador del Barcelona Arturo Vidal, el chileno con un aspecto imponente y muy personal.

El reusense se ha lanzado con mucha atención en el sector del vino y en el del aceite. «He hecho millones de fotos sobre botellas de aceite y es algo que me parece muy divertido», corrobora. Presume de una capacidad asombrosa para comprometerse el cién por cién en cualquier sector que pida su capacidad artística. 

Ferran Estivill no olvida uno de sus primeros trabajos como profesional del sector. Data de los primeros pasos de la Capsa Gaudí, cuando se instauró en Reus una tienda llamada «Musics», en la que el fotógrago realizó una labor que le fascinó. «Mantengo un gran cariño y un gran recuerdo de aquel proyecto. Hicimos varios trabajos con las casas modernistas de Reus», confirma.  

Entre los viajes que ha experimentado destaca por ejemplo el de Marruecos, del que guarda buenos momentos y excelentes postales. Va a seguir completando su hoja de ruta este fin de semana, con la maleta repleta de expectativas y la curiosidad artística como a menudo encendida. Le espera Uzbequistán.
 

Temas

Comentarios

Lea También