Más de Reus

Reus Nuestra gente

Gal·la Rouge: «La vida es sólo tuya y es corta, la tienes que vivir a tu manera»

La autora de ¡¡La vida tiene tu nombre!! se presenta como la drag queen de Prades

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Gal·la Rouge mostrando su libro ‘¡¡La vida tiene tu nombre!!’.
 FOTO: FABIÁN ACIDRES

Gal·la Rouge mostrando su libro ‘¡¡La vida tiene tu nombre!!’.
 FOTO: FABIÁN ACIDRES

«No hay que cambiar por nadie, tenemos que vivir nuestra propia vida y exponernos al mundo tal y como somos». Éstas son algunas de las ideas principales con las que Gal·la Rouge resume la esencia del libro que acaba de publicar: ¡¡La vida tiene tu nombre!! (Letrame Grupo Editorial). En dicha obra, la autora se presenta como la drag queen de Prades y explica su experiencia, pero también ahonda en el colectivo LGTBIQ+.

El objetivo de la creadora es ofrecer una lectura para todo tipo de públicos, ayudar y hacer pedagogía. Su voluntad es compartir y plasmar que hay una «gran diversidad de personas en la humanidad con diferentes orientaciones sexuales»; –reconoce aun así– que «aún queda mucho por hacer».

La acogida de la obra de Rouge está siendo «positiva». «Gente que ha leído el libro me ha trasladado que le he hecho ver una realidad paralela que, quizá, no conocía tanto como creía», resume. Añade que, «a pesar de que, del tema, se habla más que antes; aún hoy, no es del todo visible», acota. Por ello, como decíamos, cree clave incluir información sobre el colectivo: «Le pongo significado y desgloso todas las palabras; también explico lo de la carta».

Nuestra protagonista –el mes que viene hará un año–, recibió una nota anónima en la que se la amenazaba por querer ser drag o, simplemente, salirse de la norma. Dicho acontecimiento se viralizó rápidamente en los medios y Rouge relata su experiencia en ¡¡La vida tiene tu nombre!!. Preguntada sobre por qué exponerlo, contesta sincera: «Escribir me ha ayudado, relatar el episodio de la agresión fue como desfogarme; fue el capítulo que me costó más, pero fue reconfortante y supuso pasar página definitivamente».

El proyecto quiere visibilizar la lucha diaria del colectivo. Rouge defiende que «hay que hablar de ello, porque no sólo existe la heterosexualidad». Dice que hay un capítulo –titulado El velo negro y las cadenas de mentiras’– en el que explica que «hay muchas personas que esconden quienes son realmente por miedo a ser rechazadas o a quedarse solas», acota. Como solución y, por mucho que cueste, propone que hay que «dejarse ver». Darse a conocer, insiste, es el antídoto. «Habrá quienes te aceptarán y quienes no lo harán, pero hay que vivir libres; de lo contrario, no viviremos nuestra propia vida y ésta es privada, es sólo tuya y es corta; la tienes que vivir a tu manera», invita.

Sentirse bien

El proyecto de Rouge empezó a caminar por casualidad. Escribir fue algo que, simplemente, «fluyó», confirma. «Cuando pensé en escribir, mis dedos iban solos; sabía lo que quería contar y cómo», indica. Incluso nos regala anécdota: «Una señora (88) que se dedicaba a la música, al fallecer su marido hace un año, dejó de tocar el piano; al leer el libro, según me dijo, recuperó el hábito; lo que leyó le recordó a su juventud, le sugirió que siguiera adelante», comparte. En el libro, Gal·la también habla de su hermana, Olga, quien se convirtió en una de sus inspiraciones a la hora de hacer surgir a Gal·la.

«La idea de crearla fue suya, pensamos en un nombre y, como por aquel entonces, nuestra abuela nos había dejado y le encantaba el color rojo, pensamos homenajearla con Madame Rouge», repasa. Su hermana también la había ido a ver a algún show de drags y, en «agosto de 2019 acordamos que no sería una drag cualquiera, iría más allá del performance y lucharía para dar visibilidad al colectivo, ayudaría a las personas que sufren maltrato», completa.

El nombre cambió completamente «al morir mi hermana, a ella siempre le había gustado el nombre Gal·la y lo cambié para llevarla siempre conmigo», declara. Concluye la conversación aconsejando que, en esta vida, «haz todo lo que te haga sentir bien».

¡¡La vida tiene tu nombre!! se vende en países de habla hispana y se puede adquirir a través de plataformas virtuales, como Amazon. Aún no se encuentra en las librerías físicas; aunque se puede conseguir a través del espacio web de la editorial (www.letrame.com/autores/gal-larouge/).

Temas

Comentarios

Lea También