Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Inspeccionan la casa de la sospechosa del asesinato de la mujer de El Morell

Vecinos de la calle de La Font de Vila-seca vieron un gran número de vehículos y a una mujer esposada en la noche del martes

Jordi Cabré-Marc Càmara

Whatsapp

El secreto de sumario impuesto por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Reus sigue manteniendo todas las incógnitas de quién habría matado a Rosalia, la mujer de 59 años y vecina de El Morell, que el sábado por la noche apareció muerta en su coche en el polígono Alba de Reus, próximo a Vila-seca.

Desde el domingo por la mañana que el Diari adelantó la aparición del cadáver de esta mujer, que trabajaba en una empresa de servicios de mantenimiento con sede en Reus, la información de lo ocurrido quedó automáticamente silenciada bajo el secreto sumarial dictado por el juez.

Sólo el resultado de la autopsia que confirmaba la muerte violenta de la víctima,el lunes por la mañana, fue la última concesión de un caso que sigue levantando muchas incógnitas: desde el arma utilizada en el homicidio y las causas que llevarían a la autora a hacerlo. 

Este miércoles poco antes de las 15 horas, Mossos anunciaba que habían apresado a una vecina de Vila-seca de 57 años relacionada con el homicidio. Ni un dato más.

El equipo del Àrea d'Investigació Criminal (AIC), con sede en la comisaría de Campclar, sigue inmerso en la investigación. El primer éxito, localizar a la presunta autora en sólo 36 horas. Ahora falta terminar de reunir las pruebas e indicios para que el viernes enviar a la sospechosa delante del magistrado.

Para ello, en la noche del miércoles, alrededor de las 22 horas, vecinos de la calle de La Font, en Vila-seca, vieron un movimiento inusual de coches y agentes de policía. Con ellos la detenida ese mismo día, la sospechosa del homicidio de la vecina de El Morell.

Las mismas fuentes vecinales señalan que el movimiento estuvo activo un par de horas e incluso alguno se ha atrevido a señalar que la mujer fue vista con las esposas cuando entraba y salía del vehículo de los Mossos. El registro de la vivienda forma parte de estas pruebas que terminan de recoger los agentes del AIC para presentar ante el juez.

Se desconoce si una de las cosas que buscaban los mossos era el arma del crimen, puesto que la víctima encontrada el sábado en la calle Pelleters del polígono industrial reusense presentaba heridas graves y el tapizado de su Nissan quedó con grandes manchas de sangre.

Temas

Comentarios

Lea También