Más de Reus

Reus Equipamientos

Instalarán estructuras de ejercicio al aire libre en tres parques de Reus

El consistorio estima invertir en torno a 60.000 euros para dotarlos de instalaciones de calistenia. La previsión es que dos estén listos en verano y el otro a principios de 2022

Cristina Valls

Whatsapp
El parque de la plaza dels Ganxets será uno de los tres emplazamientos en los que se ubicarán los parques de calistenia. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ.

El parque de la plaza dels Ganxets será uno de los tres emplazamientos en los que se ubicarán los parques de calistenia. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ.

Tres parques de Reus tendrán estructuras para hacer ejercicio al aire libre. El consistorio invertirá entorno a 60.000 euros y la previsión es que dos de ellos estén listos este verano y el restante a principios de 2022. Estas estructuras ponen en funcionamiento un sistema llamado ‘calistenia’ (del griego kalos y sthenos) con el que se pueden practicar una serie de ejercicios físicos en los que se aprovecha el propio peso corporal para realizar un entrenamiento funcional, es decir, en el que se trabajan cadenas de músculos y se mejora el equilibrio y la resistencia, entre otras.

La primera noticia sobre las instalaciones de calistenia se anunció en el pleno municipal del pasado viernes –durante el debate de una moción de Ciudadanos relacionada con el tema– y fue el concejal de Deportes, Josep Cuerba, quien explicó que estas instalaciones de calistenia «están previstas». De hecho, expuso que se emplazarán en tres parques existentes en la ciudad: una en el sur, en el Parc de Mas Iglesias, cercana a la pista de fútbol Cruyff Court; la segunda en el noreste, en la plaza de los Ganxets de la avenida Marià Fortuny, donde cerca hay también una pista de baloncesto; y la tercera en el oeste, en el entorno del futuro parque de deslizamiento.

Un estudio preliminar determinó que estas instalaciones de calistenia se ubicasen en estas tres zonas a razón de unos requisitos de distribución geográfica, «en los que se contara con vegetación y equipamientos complementarios, a partir de los que poder generar sinergias de uso deportivo», explican fuentes municipales.

El proyecto, por otro lado, lo desarrolla el estudio Arquitectura l’Aljub. «Una vez tengamos la primera propuesta, se pondrá en consideración de una selección de jóvenes practicantes y, a continuación, se cerrará la propuesta definitiva», dicen las mismas fuentes.

La puesta en marcha de las instalaciones de calistenia está programada para este 2021 y principios de 2022; en estos momentos, están en fase de redacción. El Ayuntamiento prevé disponer, en el término de unas seis semanas, de los proyectos para pasar a su aprobación y licitación. Primero se llevarán a cabo los dos primeros parques y, el tercero, en el caso del situado en el oeste de la ciudad, debido a su «complejidad, pues va ligado al entorno del Parque de Deslizamiento», se hará el último.

El presupuesto «está aún por cerrarse», pendiente de que se concluya la redacción de los proyectos. El consistorio estima que estará en torno a los 20.000 euros por parque. Por tanto, «la inversión global será de alrededor de unos 60.000 euros». En este sentido, Cuerba explica que «los parques de calistenia ayudan a desarrollar la fuerza y fortalecer los músculos». «Está indicada, además, para grupos de edad amplios, desde jóvenes a gente mayor que quiera entrenar en la calle. Tendrán un buen nivel de prestaciones y estarán vinculados a otras instalaciones deportivas en la vía pública para fomentar una práctica más completa», resume.

Una novedad «muy esperada»

«Los que queríamos practicar en parques de calistenia teníamos que irnos a Salou o arreglárnoslas con lo que había en la ciudad», explica el entrenador personal de Tengo un Aliado, Alberto Riballo. Suele formar grupos de entrenamiento reducidos y el aire libre es el entorno muy popular para practicar deporte. «Es importante invertir en salud, que podamos disponer de parques de calistenia es una novedad muy esperada. Faltaban instalaciones de este tipo en la ciudad y cuantas más opciones tengamos, mejor. Además, se pueden practicar infinidad de ejercicios con todo el cuerpo, aunque siempre con responsabilidad», expone.

Por su parte, el también entrenador personal Oscar M. Luque explica que «hace 10 años que lo practico en Tarragona. Ha sido una tendencia al alza. En otros lugares, como Barcelona, está muy extendida y desde hace muchísimo tiempo», apunta. «Cabe decir, que en el entrenamiento personal, el 70% pide hacerlo en el exterior. Hace unos cuatro o cinco años, por otro lado, reivindiqué con un amigo, recogiendo firmas, que llegaran a la ciudad este tipo de estructuras, aunque sin éxito. Esperemos que lleguen por fin», completa. Avisa, eso sí, de que es importante que las prácticas sean supervisadas por un profesor, porque «es muy fácil lesionarse», señala.

Temas

Comentarios

Lea También