Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Federación de Vecinos tampoco quiere un ‘súper’ en La Sedera de Reus

La entidad se suma al grupo de residentes que quiere que el solar sea de titularidad municipal

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo del solar que acogió a la antigua Sedera, en el paseo Misericòrdia. Foto: Alfredo González

Imagen de archivo del solar que acogió a la antigua Sedera, en el paseo Misericòrdia. Foto: Alfredo González

La Federació d’Associacions de Veïns de Reus (FAVR), que agrupa una treintena de entidades vecinales, tampoco quiere que el solar de La Sedera acoja un gran supermercado o cualquier otra superficie comercial. Así lo acordó la junta de la entidad durante la reunión celebrada el martes.

El presidente de la Federación de Vecinos, Valentín Rodríguez, subrayaba que no quieren ir contra ninguna empresa sino rechazar una actuación urbanística que les genera muchas dudas a nivel de movilidad e impacto ambiental. 

El rechazo de la Federación de Vecinos surge como respuesta a la petición de un grupo de residentes de la zona del paseo Misericòrdia que, desde hace días, buscan apoyos contrarios al proyecto.

De hecho, la asociación de vecinos del barrio Mas Vilanova ya declaró su descontentamiento con la posible llegada de un supermercado en el amplio solar  donde antes se levantaba la antigua fábrica textil.

Su también presidente, Valentín Rodríguez, declaró que ayudarían a los vecinos del entorno del paseo Misericòrdia a buscar un mayor aval popular contrario a la medida. «El terreno de La Sedera es patrimonio de Reus», expresaban hace un par de semanas los propios vecinos. 

El clima de rechazo a la eventual instalación de una superficie comercial se produce después de que trascendiera el interés de la firma Mercadona para instalarse en la zona. Una posibilidad que, desde la propia compañía, subrayaron que todavía estaba muy verde y que no existía ningún acuerdo firmado. También dejaron claro que, en caso de prosperar, el apoyo de los vecinos jugaría un papel fundamental. 

Un proceso participativo

Los residentes en el entorno de La Sedera también expusieron, hace algunos días, cual sería el mejor uso para el solar que lleva meses vacío. Éste no sería otro que apostar para que pase a manos del Ayuntamiento de Reus y que su utilidad se pueda debatir a través de un proceso participativo abierto a toda la ciudadanía. 

Una actuación de este tipo obligaría al consistorio a adquirir los terrenos, ya que estos son propiedad de Solvia, la inmobiliaria de Banc Sabadell que se quedó con el edificio de La Sedera en enero de 2014. De esta forma, además, se lo plantearon al propio alcalde de la ciudad, Carles Pellicer, aprovechando la celebración de una de las ediciones de Els dilluns amb l’alcalde.

Más allá de todos estos posicionamientos contrarios, desde la asociación de vecinos del barrio Monestirs y de la Coordinadora Ciutadana i d’Entitats en Defensa del Territori siguen sin posicionarse al respecto. Y es que en el transcurso de su última asamblea  acordó solicitar un encuentro con los responsables de la cadena de supermercados Mercadona para conocer el proyecto y los planes de movilidad y viabilidad que tienen pensados para la zona. 

Durante todo el tiempo que el solar lleva vacío, el Ayuntamiento ha llegado a sondear a los vecinos  para ver si aceptaban la idea de convertir el espacio, provisionalmente, en una zona verde o un aparcamiento de superficie. Ambas posibilidades fueron descartadas y, finalmente, el consistorio instó a la propiedad, Solvia, a vallar y mantener limpio el terreno.

Temas

Comentarios

Lea También