Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La UPC analiza la prótesis de Traiber extraída a una paciente reoperada

Expertos de la Universitat Politècnica de Catalunya peritarán la pieza explantada a Carme Romeu, con dolores desde 2008
Whatsapp
Imagen de Carme Romeu, la paciente que ayer fue reoperada en el Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Alba Mariné

Imagen de Carme Romeu, la paciente que ayer fue reoperada en el Hospital Sant Joan de Reus. Foto: Alba Mariné

El Departament de Ciència dels Materials i Enginyeria Metal·lúrgica de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) ya tiene en su poder la prótesis que ayer le extrajeron a Carme Romeu en el Hospital Sant Joan de Reus. La mujer, de 65 años y que fue reoperada por la mañana, es una de las pacientes afectadas por las presuntas prótesis defectuosas de la empresa reusense Traiber.

Así lo confirmó al Diari el abogado Emilio Ortiz, del despacho Emilio Ortiz Abogados, especializado en representar a afectados por implantes defectuosos. «La pieza que se le ha extraído a mi cliente ya está en manos de los expertos que analizarán el implante y cuyos resultados confiamos conocer en los próximos meses», aseguró Ortiz. La prótesis viajó hasta Barcelona después de que los cirujanos del centro hospitalario reusense intervinieran a Carme Romeu, una operación en la que estuvo presente un forense judicial adscrito al Juzgado número 3 de Reus con el fin de garantizar la cadena de custodia del implante. También viajó hasta la capital del Baix Camp un técnico del Departament de Ciència dels Materials i Enginyeria Metal·lúrgica de la UPC, que fue el encargado de trasladar el implante para su peritaje en la universidad.

Carme Romeu fue operada en el año 2008 de la rodilla izquierda. Le implantaron una prótesis de Traiber que ha sido el desencadenante de siete años de reiterados dolores. Después de todo este tiempo, así como de constantes visitas al médico y especialista del Hospital Sant Joan, fue a finales del mes de mayo cuando esta vecina de Reus recibió la llamada del centro hospitalario para citarla en el día de ayer y ser reoperada. Pocos días después de saber que iba a entrar de nuevo en quirófano, Carme Romeu explicó al Diari que «se enteró por la prensa del caso de las prótesis de Traiber, después de leer el testimonio de otra de las posibles afectadas».

El abogado Emilio Ortiz también viajó ayer hasta Reus para acompañar a su defendida. «La prótesis de Carme Romeu es la prueba principal de este caso después de personarnos como acusación particular en la investigación del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus», aseguró el letrado, quien recordó que «para reclamar o solicitar una indemnización tenemos que asociar los daños y dolores de Carme Romeu a una prótesis dañada». Él mismo señaló que «será el resultado del análisis de la pieza el que determine el daño de la prótesis, que por definición se puede considerar insegura ya las piezas de Traiber se han visto envueltas de una serie de circunstancias como daños derivados de la falta de licitaciones, caducidad, etc. Hechos que son suficientes para evidenciar que se trata de un producto inseguro».

 

Retraso en la documentación

Además del implante, el letrado espera reunir en breve toda la documentación clínica y médica de su cliente. «Seguimos reclamando la documentación que solicitamos hace un mes. El retraso en la entrega nos impide identificar si todos los pacientes que representamos tienen problemas derivados de las prótesis», aseguró Emilio Ortiz, cuya reclamación al Hospital también incluye la creación de una lista con las series de los implantes afectados así como un protocolo de conservación en caso de extracción de las piezas. Según el abogado el Hospital Sant Joan ha enviado una carta a los pacientes que han solicitado la documentación para informarles de que la están recopilando. «Incluso les han enseñado los documentos pero les han advertido que no están del todo correctos y que hay que hacer unos cambios antes de entregarlos. Todo ello nos parece extraño», aseguró el abogado.

Actualmente el despacho de abogados representa a cerca de una cuarentena de personas afectadas por las presuntas prótesis defectuosas de Traiber. El caso salió a la luz a raíz de las investigaciones por el Caso Innova, que instruye el magistrado Diego Álvarez de Juan. En el caso de las prótesis están imputados el gerente de la compañía, Luís Márquez, quien eludió la prisión tras pagar una fianza de 20.000 euros, así como la ex primera teniente de alcalde, Teresa Gomis, y el concejal Marc Arza, como responsable de Promoció Econòmica i Ocupació, cargo que mantendrá durante este mandato.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También