Más de Reus

«Reus tiene más que palomas»

Salidas para observar las aves del entorno. Un nuevo ciclo dirigido por Enric Pàmies recorrerá varios enclaves en busca de pájaros

M.P.

Whatsapp
Los primeros participantes en la actividad, con prismáticos, y Pàmies. FOTO: Fabián Acidres

Los primeros participantes en la actividad, con prismáticos, y Pàmies. FOTO: Fabián Acidres

«Se trata de que la gente de Reus conozca su entorno y vea lo que pasa en él; en este caso, la variedad de pájaros que puede encontrarse aquí cerca», explica Enric Pàmies (@birdcatalunya), creador de Reus Natural y que difunde la biodiversidad del territorio, que apunta que «la semana pasada, solo haciendo una ruta por el Golf Aigüesverds, ya pude ver 27 especies, pero si hubiera ido a una hora mejor todavía habrían sido más». Su mismo camino siguieron este domingo las 25 personas que, guiadas por Pàmies, estrenaron las nuevas salidas de observación de aves que Medi Ambient acaba de poner en marcha para observar la fauna que algunos de sus parajes esconden.

El golf, a pesar de no ser un espacio natural, sí que es «uno de los pocos ambientes acuáticos que se encuentran en el municipio» y eso implica que «en él se vean habitualmente gallinetas, fochas, patos o zampullines, aunque en momentos de migración pueden aparecer otros». Además, «hay cotorras, palomas y varios pájaros pequeños», añade Pàmies, que dice que «la gracia es salir, ir viendo lo que uno se encuentra a su paso y poderlo distinguir, porque todo puede ser». En la primera excursión, se pedía a los participantes que acudiesen al punto de encuentro equipados con prismáticos –aunque Pàmies trata de inmortalizar los ejemplares con su cámara para mostrarlos a quien no ha llegado a tiempo– y guía de pájaros.

Aunque «para ver pájaros raros, normalmente, debes buscar zonas muy concretas, como humedales» en Reus «hay sobre todo los asociados a parques y jardines, que se pueden localizar en cualquier ciudad, también algunos acuáticos como en el golf, y alguno particular, como el vencejo pálido: a diferencia del negro, muy distribuido por Catalunya sobre todo el verano, el pálido solo cría en pocas zonas y Reus tiene una población importante». «La gente se sorprende de que estén aquí y no es por nada particular, es porque Reus es una zona que le ha gustado, ha encontrado alimento y repite», precisa.

Para la primera salida, la lista se cerró en 25 personas pero muchas se quedaron fuera. Está previsto que se organicen más. «Hay muchos aficionados a la ornitología y los pájaros también despiertan simpatía entre la gente a la que le gusta la naturaleza», concreta Pàmies, que dice que «cuando sales de casa te das cuenta de que tienes algo más que palomas y gorriones». «Siempre cuento que yo, sacando el perro alrededor de mi casa, en Reus, al menos 15 especies de pájaros las veo, y vivo en la ciudad, pero sé qué buscar; es cuestión de tener la vista entrenada». En el confinamiento, «creímos que había más, pero no fue así; ocurrió que los oímos y los vimos».

Temas

Comentarios

Lea También