Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La joven que no podía asistir a un centro especial ya tiene transporte

Serveis Socials asume el coste de una ambulancia para que Ariadna Edo, con discapacidad, pueda ir a La Muntanyeta

Montse Plana

Whatsapp
Ariadna Edo, acompañada de su padre, bajando de la ambulancia que cada día la lleva hasta La Muntanyeta.  FOTO: Alfredo González

Ariadna Edo, acompañada de su padre, bajando de la ambulancia que cada día la lleva hasta La Muntanyeta. FOTO: Alfredo González

Ariadna Edo ya dispone de transporte para poder asistir a La Muntanyeta, en Tarragona. La joven, de 22 años y con una discapacidad del 93% reconocida por la Generalitat, ha estado este curso sin poder ir, la mitad de días, al Centre Ocupacional Gresol de l’Associació Provincial de Paràlisi Cerebral de Tarragona, pese a tener plaza en el centro. El motivo era la falta de transporte desde Reus, ciudad donde vive su padre. Y es que, como explicó el Diari en la edición del 19 de mayo, las cinco plazas para personas con silla de ruedas que facilita Creu Roja –a través de un convenio con el Ayuntamiento– están ocupadas.

Tras todo el curso arrastrando esta problemática, este pasado mes de junio se desencalló la situación. «Finalmente, Serveis Socials ha acordado que una ambulancia de Bombers transporte Ariadna y asumir el coste», que es de 15 euros por viaje (30 euros diarios), explica el padre de la joven, Manel Edo

Se trata de una ayuda de urgencia concedida tras meses de lucha de la familia de la joven, que no entendía cómo Ariadna podía tener plaza en el centro La Muntanyeta, pero, en cambio, no disponer de transporte, lo que le impedía asistir la mitad de días. Y es que sus padres están separados con custodia compartida de su hija y la tienen una semana cada uno. La madre vive en Tarragona, desde donde Ariadna siempre ha tenido transporte, mientras que el padre vive en Reus, con una pensión de jubilación de 390 euros y un complemento de 140 euros mensuales que no le permite asumir un alquiler a precio de mercado.

La joven no podía asistir al centro la mitad de días, a pesar de disponer de plaza

Manel Edo se muestra satisfecho con la medida tomada, que ya se ha aplicado este junio, seguirá en julio y, tras las vacaciones que el centro hace en agosto, se retomará en septiembre y hasta diciembre. Según explica el padre de la joven, «a finales de año se tiene que renovar el convenio entre el Ayuntamiento de Reus y Creu Roja y, será entonces, que se ampliarán las plazas disponibles para personas con sillas de ruedas», con lo que se normalizará la situación de Ariadna. 

Que Serveis Socials asuma el coste de la ambulancia que transporta la joven no es nuevo. En mayo de 2018, cuando Ariadna consiguió su plaza en La Muntanyeta (después de años asistiendo en el centro de educación especial SOLC, que es para jóvenes de hasta 21 años), ésta fue la solución tomada. Y es que la plaza que también quedó libre en Creu Roja «fue concedida a otro chico que ya usaba el transporte y que, hasta el momento, iba sentado», recuerda Manel Edo, por lo que Serveis Socials ofreció una alternativa. 

Pero las cosas cambiaron el pasado mes de septiembre, cuando desde Serveis Socials se informó, nuevamente, que no había plazas y, esta vez, la única alternativa ofrecida era que fuera sentada en el minibús, «pero Ariadna tiene una discapacidad del 93%. No tiene control de su columna vertebral», recuerda el padre. Desde entonces, Manel ha estado reclamando una «solución definitiva», para su hija, objetivo que, ahora, ha alcanzado. «Ya respiramos tranquilos», dice.

Total dependencia

Con una discapacidad del 93%, Ariadna Edo tiene total dependencia. «No tiene capacidad ni para coger objetos con las manos», explica su padre. La joven pasa la mayor parte del tiempo durmiendo. Tampoco tiene control de la columna vertebral, por lo que necesita ir siempre bien sujeta en una silla de ruedas. Es por este motivo que la joven no podía ir sentada en el minibús de Creu Roja, sino que necesita una plaza especial.

Temas

Comentarios

Lea También