Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La jueza archiva la causa contra la cupaire de Reus que llamó «asesinos» a Cs

La magistrada considera que no existe delito de odio en los insultos que la aún concejal de la CUP, Mariona Quadrada, profirió contra ediles del partido naranja

Francesc Gras

Whatsapp
Mariona Quadrada, a la salida de los juzgados tras comparecer ante la jueza. FOTO: Alfredo González

Mariona Quadrada, a la salida de los juzgados tras comparecer ante la jueza. FOTO: Alfredo González

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Reus ha archivado la causa contra la todavía concejal de la CUP, Mariona Quadrada, por un delito de odio al llamar «asesinos» a tres concejales de Ciudadanos durante la manifestación que tuvo lugar en la capital del Baix Camp con motivo del 3-0

Según la interlocutoria, a la que ha tenido acceso el Diari, la jueza concluye que no existe infracción penal en los insultos proferidos por Quadrada y que, por lo tanto,  «la conducta denunciada no es constitutiva de un delito de incitación al odio, la violencia o la discriminación por el que se formuló denuncia». Subrayar que la sentencia no es firme y que se puede recurrir. También recordar que la comparecencia de la cupaire ante la magistrada se produjo después de su detención por parte de los Mossos d’Esquadra tras haberse negado, hasta en dos ocasiones, a personarse en los juzgados.

Los hechos tuvieron lugar durante la manifestación que tuvo lugar en Reus el 3-O 

La denuncia por incitación al odio la presentaron por aquel entonces los tres concejales de Ciudadanos (Juan Carlos Sánchez, Pepa Labrador y Guillermo Figueras) ante la Fiscalía por los insultos pronunciados por Quadrada y que fueron secundados por muchas otras personas que se estaban manifestando.

La denuncia sitúa los hechos el pasado 3 de octubre de 2017, dos días después de la celebración del Referéndum, cuando los tres denunciantes se dirigían al Ayuntamiento de Reus. Pasaron por delante del Hotel Gaudí, «donde  se estaba congregando una masa de gente», y después por la calle Jesús. Allí «se toparon de frente con Mariona Quadrada que, al verlos, habría exclamado mireu, aquí estan els de Ciutadans, assassins. Al escuchar esa expresión, otras personas habrían secundado tal comentario llamándoles assassins». 

El relato recoge que la marcha siguió su camino y que los exmiembros de Cs no recibieron ninguna agresión ni fueron seguidos posteriormente. En el escrito  también surge que los tres denunciantes pedían una disculpa por parte de la persona denunciada. 

Reapertura del caso

La denuncia fue presentada el mismo día de los hechos ante el Ministerio Fiscal. Éste dio traslado a las diligencias al Juzgado de Instrucción número 2 de Reus que archivó el caso, aunque fue reabierto meses después tras un recurso de la propia Fiscalía. Tras ser detenida y trasladada ante la juez, Mariona Quadrada no prestó declaración acogiéndose a su derecho a no declarar y asistida en todo momento por el grupo de Advocats Voluntaris 1-O, al frente del caso. 

A la salida de los juzgados manifestó que todo el caso era «un despropósito destinado a inventar y a coartar los derechos básicos y la libertad de expresión. No tenemos miedo. Estas amenazas no nos harán recular ni cambiar de posición». Quadrada, al igual que varios concejales del Ayuntamiento, también está investigada por el caso del manifiesto posterior al 1-O y las masivas manifestaciones realizadas aquellos días por toda la ciudad. 

Temas

Comentarios

Lea También