«La nueva normalidad es un concepto que me aterra»

Entrevista. Joel Reyes (músico). El reusense ha aprovechado la desescalada para lanzar ‘La noria de tu olvido’, tema que incluirá en su cuarto disco en solitario y cuyo videoclip se ha grabado en el Pont del Diable de Tarragona

JAVIER DÍAZ PLAZA

Whatsapp
Joel Reyes vuelve a la carga este verano. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Joel Reyes vuelve a la carga este verano. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El reusense Joel Reyes sigue desgranando los temas que formarán parte de su nuevo disco y acaba de lanzar el single La noria de tu olvido, cuyo videoclip ha sido rodado en el Pont del Diable de Tarragona y cuenta con la colaboración de los bailarines Roger Romero (de Valls) y Arismel Naya (de Salou). El músico ha vivido un confinamiento productivo en Madrid, donde reside desde hace dos décadas, y ya está a tope para «hacer la temporada de verano que nos dejen».

Con ‘La noria de tu olvido’ le ha salido su vena más sensible.

Eso es algo que me han dicho más personas. Mis últimos temas publicados llevaban una onda más rockera y arenosa, pero la esencia de La noria de tu olvido remite más a mi época más cantautor, aunque hemos intentado que la producción la acercara más a la onda que se apuntaba en mi último EP, Virgen de las causas perdidas.

Tiene punto country, al estilo de Los Secretos, y hasta de mariachi. ¿Me equivoco?

Estás en lo cierto. Desde que publiqué Respira he estado adentrándome en sonidos de clara influencia norte y sudamericana, tanto del country rock como de sonidos más fronterizos y cercanos a la canción tradicional mexicana. Ya utilicé los vientos en Virgen de las causas perdidas y Vamos a hacer historia y me encanta el carácter y la fuerza que le otorgan a las canciones y sí, como apuntas, Los Secretos siempre han transitado terrenos similares en sus canciones.

Este tema forma parte del que será tu nuevo disco.

Con La noria de tu olvido cierro el que será mi cuarto trabajo en solitario, donde se incluyen los 10 temas que he publicado en los últimos meses. El disco, que de momento solo verá la luz en formato digital, se titulará Diez gramos de arena y se publicará en las próximas semanas. Ya estoy trabajando en nuevos temas, pero necesitaba cerrar este capítulo ya que mi cabeza sigue funcionando, desde el punto de vista creativo, de disco en disco.

El videoclip está rodado en el Pont del Diable de Tarragona. ¿Por qué eligió esta localización?

La elección es mérito absoluto de Roger Romero y Arismel Naya, los protagonistas del videoclip. Sin duda, es un gran acierto, ya que es un lugar cargado de belleza y energía y muy representativo de la provincia. Roger se ha encargado de la edición y estoy muy agradecido de haber vuelto a contar con su talento y generosidad en La noria de tu olvido. Mis imágenes fueron rodadas en Madrid, con lo cual el puente está tendido.

Un videoclip de un reusense rodado en Tarragona. Veo que no le va la rivalidad entre las dos ciudades.

Para nada. No me han interesado nunca ese tipo de rivalidades más allá de las bromas con los amigos. La mayoría de mis amigos músicos y no músicos son de los barrios de Ponent o de los alrededores de Tarragona y siempre me he sentido querido y valorado por ellos. Creo más en la suma que en la división y que debemos sentirnos muy orgullosos de la cantidad y la calidad de los músicos y proyectos que inundan nuestra provincia.

¿Cómo ha vivido el confinamiento?

No negaré que ha sido duro y que he vivido en una montaña rusa constante. Cabe decir también que no he dejado de repetirme lo afortunado que soy por haberlo pasado junto a las personas que quiero y con la nevera llena, más sabiendo las calamidades por las que han pasado tantas familias por no hablar de las terribles cifras de pérdidas humanas que ha acarreado esta catástrofe global.

¿A nivel creativo le fue productivo?

Empecé con una sequía y una desgana importantes, pero a medida que pasaban las semanas fui despertando y las canciones empezaron a llegar, incluso escribí y publiqué junto a Jose Galdrán (que acaba de publicar su primer disco en solitario Trossos bajo su alias El lleig), Superhéroes, un tema dedicado a los sanitarios y sanitarias que tanto han hecho por nosotros en esta gran crisis. Lo hemos grabado cada uno en nuestra casa y podéis ver su correspondiente vídeo en YouTube. Creo que hicimos algo muy sincero y bonito.

¿Ha tenido que suspender conciertos a causa de la pandemia?

Por supuesto. Estaba en plena gira de presentación de Virgen de las causas perdidas cuando todo empezó y tuve que suspender mis presentaciones con banda en Reus y Tarragona, lo cual fue muy doloroso para mi por lo especial de esos conciertos. Además de perder muchísimas actuaciones de la temporada estival que ahora, perezosamente, comienza.

El sector de la música se ha visto muy golpeado.

Ha sido un varapalo muy duro para todos, no solo para nuestro sector. Ahora toca reinventarse, adaptarse a la nueva normalidad, que es un concepto que me aterra y me remite al George Orwell más catastrofista, y confiar en nuestra responsabilidad para no retroceder el terreno que tanto ha costado recuperar.

¿Ve la luz al final de túnel?

Hemos pasado por muchas fases. Desde que no habría actuaciones en todo el 2020 hasta que, con un poco de suerte, haríamos algo en agosto. Ahora se empieza a ver la luz y empiezan a cerrarse fechas poco a poco, pero con mucho temor y cautela por las noticias que llegan de rebrotes en determinadas zonas. Solo queda la prudencia particular y la confianza en que la mayoría de la gente se tome muy en serio que seguir donde estamos y no retroceder en responsabilidad de todas y todos.

Por cierto, ¿qué tal le va por Madrid?

Madrid ha sido clave en mi desarrollo como artista y como persona. Se cumplirán mis 20 años en la capital en febrero del 2021, si bien, en los últimos años, mi estancia en la capital ha tenido más que ver con cuestiones vitales y geoestratégicas, a la hora de ir de gira, que relacionadas con la industria. Hace ya unos cuantos años que me tomo mi carrera de forma más relajada y solo me interesa escribir las mejores canciones que sea capaz y lanzarlas al aire para intentar ‘tocar’ a algunas personas con ellas.

¿Se ha planteado volver a Tarragona?

Regresar a Tarragona está en mi horizonte inmediato. A estas alturas de la vida me empieza a apetecer algo más de calma y estabilidad, supongo que será síntoma de que nos hacemos ‘menos jóvenes’.

Temas

Comentarios

Lea También