Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La plantilla del Hospital Sant Joan de Reus quiere seguir con el convenio colectivo propio

Dirección y comité de empresa deben cerrar un acuerdo en junio. De no ser así, se regirán por el convenio sectorial Siscat

F.G.

Whatsapp
El conseller Comín, el pasado martes conversando con varias trabajadoras del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: A.GONZÁLEZ/DT

El conseller Comín, el pasado martes conversando con varias trabajadoras del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: A.GONZÁLEZ/DT

La plantilla del Hospital Sant Joan de Reus quiere mantener el actual convenio colectivo de cara al futuro. Asimismo lo ha explicado este jueves la presidenta del comité de empresa, Alicia Martín, tras reunirse con la dirección del centro hospitalario. En estos momentos, ambas partes mantienen negociaciones abiertas para cerrar las cláusulas de lo que debe ser el nuevo convenio colectivo.

Tras unos meses prorrogado, la fecha límite es el próximo mes de junio. En caso de no cerrarse un acuerdo, la plantilla del Hospital pasaría a depender del convenio sectorial Siscat. Cabe recordar que, a diferencia de los otros consorcios hospitalarios financiados por al Generalitat, el hospital reusense cuenta con un convenio colectivo propio.

Y así quieren conservarlo los trabajadores este año y cuando el Sant Joan pase a estar gestionado también por un consorcio entre el Departament de Salut y el Ayuntamiento de Reus. De hecho, durante el anuncio realizado el martes, el propio conseller del área de Salut, Toni Comín, dejó claro que respetarían la voluntad de los trabajadores del hospital.

«Esperamos que las palabras del conseller sean ciertas y mantenga su compromiso al respeto de nuestras condiciones laborales y nuestro convenio colectivo», rezaba un comunicado hecho público ayer por el propio comité de empresa. Éste también expone su satisfacción por la noticia porque «nuestra dedicación al cuidado de las personas no puede verse interferida por la incerteza laboral y económica que nos acompaña los últimos tiempos». Aún así, subrayan que restan muchos interrogantes por contestar.

Pero más allá de enero de 2018, fecha prevista para el inicio del consorcio entre Ayuntamiento de Reus y la Generalitat, las negociaciones se centran ahora con la actual dirección del Hospital Sant Joan. Uno de los principales escollos, sino el central, para cerrar un acuerdo está en el pago de las retribuciones variables en función de los objetivos (DPO). El comité de empresa ya ha expresado en más de una ocasión que no renunciará a cobrar lo que consideran parte del sueldo de los trabajadores tanto de las cantidades adeudadas en 2015 como 2016.

De momento, el comité de empresa ya ha interpuesto dos demandas colectivas contra la dirección del centro, que siempre ha mantenido que en situación de déficit no pagaría dichas cantidades. Además, para este ejercicio, la dirección prevé la congelación de los complementos salariales tales como la antigüedad o el plus de permanencia. Unas medida para descolgarse del convenio colectivo actual.

Confianza en la presidenta

En el mismo comunicado, el comité de empresa del Hospital «refuerza la figura de la presidenta y nos mantenemos unidos ante los retos que nos ocupan». Así pues, el conjunto de sindicatos que forman el comité de empresa apostaron porque Alicia Martín continúe al frente del comité. Un nuevo reto que ayer aseguraba coger con la misma dedicación mostrada hasta la actualidad.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También