Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'La situación de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus es caótica, indigna y de una alta peligrosidad'

El médico responsable del servicio durante la guardia de este domingo denuncia que han trabajado todo el día con dos efectivos menos

Joan Morales

Whatsapp
Aspecto que ofrecía la sala de espera de las Urgencias del Sant Joan la tarde de este domingo. FOTO: CEDIDA

Aspecto que ofrecía la sala de espera de las Urgencias del Sant Joan la tarde de este domingo. FOTO: CEDIDA

«La situación en las Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus es caótica, indigna y de una alta peligrosidad». Las duras afirmaciones sobre las condiciones en las que tienen que trabajar los profesionales sanitarios del servicio de Urgencias del hospital reusense han salido de la boca de Ignacio Salvi, el médico adjunto máximo responsable de la guardia de este domingo en este servicio. En declaraciones al 'Diari', Salvi ha denunciado que «no damos abasto para atender a los pacientes y darles una atención adecuada. El problema puede convertirse en grave si pasamos algo por alto y algún paciente se nos complica. Hay que explicar a la ciudadanía que está corriendo el peligro de no ser atendida correctamente al no disponer de personal suficiente».

La gota que ha colmado el vaso de la paciencia del personal de Urgencias se ha producido cuando, según explica este médico, «nos quedamos sin dos médicos menos en el servicio. Normalmente, en un fin de semana somos cinco médicos dentro y dos fuera, en primera asistencia. Pues bien, hoy, dentro nos hemos quedado cuatro, tres de los cuales son médicos residentes de post-grado que tengo bajo mi tutela. Mientras que en primera asistencia sólo hay un médico porque no se ha cubierto la baja del otro que está con gastroenteritis. Lo peor de todo es que éste que está fuera, cuando lleguen las ocho de la tarde se irá porque habrá acabado su turno y nos quedaremos solamente cuatro para todas las Urgencias. Yo soy el único médico que hay para hacerse cargo de los casos más graves que puedan llegar». De hecho, y según aseguraba este facultativo, «a las cinco de la tarde había tres horas de espera en primera asistencia y teníamos las 40 camas de Urgencias llenas, más las 23 que se han puesto como refuerzo estos días».

Ignacio Salvi se indigna ante es situación porque «tenemos demasiados pacientes para los médicos que estamos trabajando. Lo peor del caso es que tanto el coordinador de Urgencias como el jefe de guardia saben lo que está pasando y dicen que no pueden hacer nada, que ‘la situación se les escapa de las manos’».

Para este médico adjunto de Urgencias, la solución para descongestionar este colapso pasaría por «contratar a más personal y por tener una mejor coordinación. Si te faltan médicos, lo que hay que hacer es poner personal de soporte y no dejarnos colgados a los que estamos al frente del servicio. Si la dirección del hospital no resuelve este problema, no entiendo quién lo va a resolver». La situación de ser uno o dos médicos menos en el servicio de Urgencias no es exclusiva del día de ayer, según asegura Salvi, quien comenta que «pasa más veces. Por ejemplo, el último martes que trabajé yo estuvimos todo el día sin un médico y hasta las nueve de la noche no nos mandaron un apoyo».

Dos bajas inesperadas

Desde la dirección del Hospital Sant Joan explicaron que «durante la tardese produjeron dos bajas inesperadas en el servicio de Urgencias. La dirección ha trabajado para solventar la situación y en estos momentos (sobre las ocho de la tarde) ya está resuelta. Se ha comunicado el problema al resto de la guardia para que se tomasen las medidas de apoyo necesarias».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También