Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La telemedicina ha evitado casi 200 visitas de cardiología pediátrica a BCN

El Sant Joan, junto al Josep Trueta de Girona, está conectado con el Vall d’Hebron para tratar los casos a distancia
Whatsapp
Conexión con el Hospital Vall d’Hebron de un ecocardiograma a un paciente de cardiología pediátrica del Sant Joan.  FOTO: Alba Mariné

Conexión con el Hospital Vall d’Hebron de un ecocardiograma a un paciente de cardiología pediátrica del Sant Joan. FOTO: Alba Mariné

Cerca de 200 familias de Reus y su área de influencia, cuyos hijos tenían algún problema cardíaco, se han ahorrado estos diez últimos años tener que desplazarse hasta el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona para ser visitados por sus especialistas.

En 2008, el Hospital Sant Joan de Reus se unió al Josep Trueta de Girona en la red de teleconsulta de cardiología pediátrica que lidera el Vall d’Hebron y, desde entonces, los resultados y el grado de satisfacción de las familias ha sido muy elevado.

Rosa Cullell, cardióloga pediátrica del hospital reusense, recuerda que «empezamos hace diez años con cardiologías complejas, pero ahora hemos ampliado el abanico de estas consultas». Así, la telemedicina permite que una ecografía que se está practicando a un niño en el Hospital Sant Joan pueda ser vista en tiempo real en una sesión clínica en la que también participan el Vall d’Hebron y el Josep Trueta.

Cullell pone un ejemplo: «Los jueves presentamos a la doctora Dimpna Albert, cardióloga pediátrica del Vall d’Hebron, el caso de un paciente nuestro que creemos que hay que operar. Ella da su opinión y, si está de acuerdo, al día siguiente se expone el caso en la sesión clínica de cirugía cardíaca, también por telemedicina. Si se decide que hay que operar, se pone en lista de espera y sólo irá a Barcelona a operarse, pero se habrá evitado el primer desplazamiento».

Este sistema también se utiliza para segundas opiniones y dudas, casos de hemodinámica, arritmias, u otras pruebas. El programa, que se inició en 2005 entre los hospitales del Vall d’Hebron y Josep Trueta (hasta que en 2008 se unió el Sant Joan), fue presentado el pasado verano por la doctora Albert en el Congreso Mundial de Cardiología Pediátrica que se celebró en Barcelona.

Allí pudo conocerse que, en una encuesta realizada a 150 familias que habían participado en esta experiencia en los últimos años, la nota que había recibido era de 9,5 y que el 90% de estas familias prefería la telemedicina antes que tener que desplazarse hasta Barcelona.

Cristina Marimón (izquierda) y Rosa Cullell, cardiólogas pediátricas del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: A.M.

En este sentido, Rosa Cullell y Cristina Marimón, las dos cardiólogas pediátricas del Hospital Sant Joan de Reus, reconocen que «el programa da mucha confianza y seguridad a los padres. En el último año hemos llamado a los que han participado desde nuestro hospital y el 100% nos ha dicho que prefieren este sistema antes que el presencial».

‘Un acierto’

Martina Díaz es una de estas madres que valoran muy satisfactoriamente un programa del que se han beneficiado. A su hija Martina le detectaron un problema de corazón nada más nacer.

«La doctora Marimón me ofreció la posibilidad de participar en una conexión con el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona para que viesen mi caso y todo fue muy bien. La doctora Albert dijo que no hacía falta operar a Martina y nos evitamos tener que ir hasta Barcelona», explica la madre. Este programa es muy bien valorado porque «hay que pensar que hay muchas familias que no tienen recursos para desplazarse hasta Barcelona y de esta manera su hijo puede ser visitado con todas las garantías gracias a la telemedicina.

La verdad es que es un avance tecnológico muy grande del que nos hemos podido beneficiar muchas familias».

Temas

Comentarios

Lea También