Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las enfermeras del Sant Joan que trabajan con covids piden que les hagan un test cada mes

El personal de enfermería de la planta E1 ha enviado una carta a la gerencia del hospital en la que también exige cobrar un plus de peligrosidad y poder hacer vacaciones cualquier mes

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de archivo de aplausos al personal sanitario el pasado 17 de abril en la puerta de las Urgencias del Sant Joan. FOTO: A.GONZÁLEZ/DT

Imagen de archivo de aplausos al personal sanitario el pasado 17 de abril en la puerta de las Urgencias del Sant Joan. FOTO: A.GONZÁLEZ/DT

La realización de una prueba PCR o un test serológico, poder hacer vacaciones cualquier mes del año y cobrar un plus de peligrosidad teniendo en cuenta que están expuestos a un elevado riesgo de contagio. Estas son las tres peticiones que ha hecho el personal de enfermería de la planta E1 -ubicada en el Sociosanitario del Hospital Sant Joan de Reus y que es la única del centro que acoge exclusivamente a los enfermos de Covid-19- a la gerencia del hospital, en una contundente carta a la que ha tenido acceso el Diari.

Los enfermeros y enfermeras que trabajan a diario con los covids le recuerdan a la gerencia que «somos la única planta de referencia en el hospital con enfermos de coronavirus y todo indica que lo seguiremos siendo hasta finales de año o hasta que acabe la pandemia.

El personal de enfermería, dejando claro que «defendemos seguridad para todo el mundo», ha pedido a la Unidad de Vigilancia de la Salud del Hospital Sant Joan que «nos asegure una prueba PCR o un test serológico cada mes, como mínimo» y recuerda que «la respuesta ha sido nula. No hace falta decir que esta actitud no ayuda nada a trabajar con tranquilidad, más aún si se confirma que, como mínimo, nos podrán hacer pruebas cada dos meses».

Los trabajadores también denuncian que «cada día nos hemos encontrado con un protocolo de equipamiento diferente, según la disponibilidad del hospital, donde se han reutilizado diferentes elementos como, por ejemplo, batas y pantallas», además de recordar que «es evidente que los EPI son necesarios para prevenir la enfermedad, pero tampoco debemos olvidar la incomodidad que ocasionan en el personal sanitario, especialmente por el calor que provocan y que incrementará en las próximas semanas con el aumento de las temperaturas. Una incomodidad que provoca un desgaste físico y psicológico en el equipo sanitario y, de paso, también repercute en la atención y la seguridad de nuestros pacientes».

Deficiencias laborales

Las carencias estos meses de pandemia no han sido solamente a nivel de material, según los enfermeros de la planta E1 del Sant Joan. «También hay deficiencias laborales que han comportado horarios desestructurados con cambios que se han comunicado con poco margen de tiempo antes de empezar el turno. Un hecho que afecta aspectos vitales, como el sueño o la conciliación familia, por poner algunos ejemplos», explican en la carta.

Las enfermeras también abordan en sus reivindicaciones el tema de las vacaciones. Por eso, en el documento que han enviado a la gerencia del hospital explican que «estamos a las puertas del verano y la situación laboral, lejos de mejorar, se agrava. Las cuatro semanas de vacaciones que corresponden a cada trabajador sólo se podrán hacer en julio, agosto y septiembre. Por lo tanto, perdemos la posibilidad de elegir cualquier mes del año para hacerlas».

También les recuerdan que «este año no se pueden pedir días de asuntos propios en los meses de julio, agosto y septiembre, y los días de convenio de la mayoría del personal han sido denegados. Un hecho que, lamentablemente, no es nuevo y que por desgracia no nos sorprende».

El pago de las DPO

Los enfermeros y enfermeras de la planta de enfermos de coronavirus también aprovechan la carta para mostrar su «profundo rechazo a la decisión de la dirección del hospital de denegar el pago de las DPO de 2019 y la manera en que se ha comunicado al personal, dándolo a conocer a través de la prensa, sin hacer un comunicado oficial para los principales afectados, es decir, nosotros los trabajadores».

También recuerdan que «hace muchos años que sufrimos los recortes y trabajamos en condiciones precarias. La Covid-19 nos ha vuelto a poner a prueba y hemos demostrado, y estamos demostrando, durante esta pandemia que sabemos responder laboralmente, a pesar de tenerlo casi todo en contra».

La dirección del Hospital Sant Joan de Reus ha preferido no contestar, a petición del Diari, las quejas de las enfermeras.

Temas

Comentarios

Lea También