Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Gaudí Gresol reconocen a diez personalidades notorias y excelentes

Rafael Matezans, Risto Mejide, Carlos Latre o Belén Fabra, entre los galardonados en la XII edición de los premios

Marc Càmara

Whatsapp
Pinós, Blasco, Gomis, Veiga, Torres, Latre, Cadiach, Fabra, Matesanz y Mejide, en una foto de familia de todos los premiados. FOTO: alfredo gonzález

Pinós, Blasco, Gomis, Veiga, Torres, Latre, Cadiach, Fabra, Matesanz y Mejide, en una foto de familia de todos los premiados. FOTO: alfredo gonzález

La Fundación Gaudí Gresol entregó ayer por la noche los Premios Gaudí Gresol a la Notoriedad y la Excelencia. Unos premios que celebraban su duodécima edición en el auditorio Antoni Gaudí, en firaReus. 

Como viene siendo habitual en estos galardones, ayer se rindió un sentido homenaje a una decena de personalidades que han destacado en sus distintos ámbitos profesionales. De hecho, la finalidad de los premios es reconocer la labor de personas, entidades u organismos que destacan en diferentes disciplinas profesionales, como la científica, empresarial, audiovisual o medioambiental, entre otras. 

En la gala celebrada ayer, se distinguieron personalidades con prestigiosas trayectorias como el médico Rafael Matesanz, fundador, en el año 1989, de la Organización Nacional de Transplantes. Matesanz, al recibir el galardón, destacó la importancia de las donaciones de órganos en España. «Somos líderes mundiales, lo que permite a cualquier español que necesite un transplante, saber que es el ciudadano con más garantías del mundo para recibirlo. Todo ello en un entorno marcadamente público». Según Matesanz, desde 1989 se han realizado en España más de 110.000 transplantes de órganos, entre ellos, riñones e hígados. La cifra aumenta al medio millón si tenemos en cuenta otro tipo de transplantes que se realizan a partir de la ONT.

Unas 400 personas asistieron a la gala de los XII  Gaudí Gresol y a la posterior cena 

Otro de los premios más aplaudidos fue el de la investigadora y científica Anna Veiga. Veiga fue la artífice de la primera fecundación in vitro de España, en el año 1983. Al recoger el galardón, reivindicó que «es importante que la ciencia reciba premios que ayuden a integrarla en la sociedad y esperemos que también entre los gobernantes».      
Mejide y Latre, los mediáticos

Además de Matesanz y Veiga, en el ámbito de la investigación, también se reconoció la tarea de María Blasco, especializada en telómeros, los extremos de los cromosomas, cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células, la división celular y su tiempo de vida. Blasco dijo que «aunque en el último siglo hayamos triplicado nuestra esperanza de vida, aún hay enfermedades que no sabemos cómo abordar. Hace falta ahondar en el conocimiento del cómo y el por qué envejecen las células. Ahí está el origen de las patologías». 

Los galardonados agradecieron el premio reiteradamente a la organización

Más allá del ámbito científico y médico, los Gaudí Gresol quisieron reconocer también el talento y la excelencia de uno de los comunicadores más conocidos del país y el considerado como el mejor One-Man Show: Carlos Latre. Haciendo gala de su inacabable sentido del humor, Latre imitó a algunos de los premiados en los Gaudí Gresol en antiguas ediciones, como Ferran Adrià, Eduard Punset, Arturo Fernández o Xavier Trías. Un hecho que provocó las carcajadas del público y un sonoro aplauso. Latre hizo hincapié en su pasado en Ràdio Reus, como locutor, donde empezó su carrera. «Tengo pasión por lo que hago».

Josep Ramon Correal, patrón de la Fundació Bonanit y consejero editorial del Diari, fue el encargado de entregar el premio a Carme Pinós FOTO: alfredo gonzález

El otro galardonado mediático de la noche fue Risto Mejide, quien alabó la belleza de la estatua que se entrega a los premiados. «Es como un Goya, pero bonito», dijo. Mejide destacó que se le premiara por su trabajo en el ámbito de la publicidad, y recalcó la importancia de los publicitarios en una época «en la que el márqueting se relaciona con la mentira» y en la que «es más necesaria que nunca la seducción y la comunicación». 

Cultura y deporte
En el ámbito de la cultura, el reusense Ramon Gomis, fue distinguido por su trabajo literario. «¿Qué hace un médico escribiendo?», preguntaba al público. Acto seguido respondía: «la medicina nos acerca al dolor, a la esperanza, a las emociones. Somos espectadores privilegiados de ello. Si lo miras con determinados ojos, partes de un ligar privilegiado cuando de crear personajes se trata». Terminó, añadiendo que «escribir es viajar por el universo de las palabras, y leer también. Hoy les invito a dejarse llevar por este viaje. 

La tortosina Belén Fabra, actriz de cine y teatro, fue galardonada por su trabajo en el ámbito de la interpretación. Conocida por sus apariciones televisivas en series como Gran Reserva o El Ministerio del Tiempo, Fabra contó que «la realidad y la ficción se cruzan. He encontrado que el significado de Reus es Reddis, cruce de caminos. Hoy, para mí, se cruzan aquí ficción y realidad». 

Cena Solidaria. La Fundació Bonanit destinataria de los fondos recaudados Cada año, la Fundación Gresol, efectúa una aportación a un organismo u organización solidaria. Este año, la entidad escogida, ha sido la Fundació Bonanit de Tarragona, que desde 2006 centra sus esfuerzos en ayudar a las personas sin hogar. Durante toda la gala, los premiados, los organizadores y también las autoridades, reiteraron el agradecimiento a los impulsores de la fundación por su generosidad. Además de proporcionar un lugar para dormir, la Fundació Bonanit presta atenciones como las de comedor, higiene personal o lavado de ropa. Los beneficiarios son personas sin hogar o en condiciones de pobreza cronificada.

Antes de Fabra, subió a recoger el galardón Óscar Cadiach, alpinista que ha escalado las 14 montañas más elevadas del planeta. Cadiach dedicó unas palabras a todos los premiados y habló de la importancia de huir del inmovilismo para llegar a la excelencia. 

Carme Pinós, arquitecta de numerosos y emblemáticos edificios de toda España, fue la primera premiada de la noche. «Veo Gaudí, notoriedad y excelencia, y me pregunto ¿qué hago yo aquí?», bromeaba. Agradeció a Gresol, una fundación de empresarios, que «normalmente están pendientes que los números cuadren» que reconocieran el trabajo de una persona que «a menudo, busca que no cuadren». Así defendía su propuesta poética para con la arquitectura. 

Mireia Torres fue galardonada ayer por su contribución a la defensa del medio ambiente. Desde una empresa que trabaja con la tierra como Torres, defendió la importancia de luchar contra el cambio climático: «los pronósticos más pesimistas hablan de un incremento de hasta seis grados de la temperatura mundial a finales de siglo», explicaba. «Esto afectará a las vides, a su maduración. Luchamos para reducir antes de 2020 la huella del carbono. Queremos ser más sostenibles. 

Villanueva y su nuevo film
Antes la entrega de premios, los presentes en el Auditori Antoni Gaudí, unas 400 personas, fueron testigos de excepción de un primer vistazo a la nueva producción cinematográfica de Daniel Villanueva, director de la Escola de Cinema de Reus, y galardonado en infinidad de festivales por su corto Time Code, que llegó a los Óscars y fue el primer corto español en ganar la Palma de Oro en Cannes. Villanueva trabaja en su primer largometraje, de animación, llamado Carnivaland. Un film que promete por lo que se pudo ver ayer. 

Temas

  • Gaudí Gresol

Comentarios

Lea También