Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los agentes destinados en Reus: «Tuvimos miedo» 

«Me sentí ofendido, vejado, humillado, impotente, frustrado... y ese día sentí mucho temor por mi integridad física», asegura uno de los agentes 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de los agentes con las maletas justo antes de cargar uno de los furgones en Reus. Foto: F.G.

Imagen de los agentes con las maletas justo antes de cargar uno de los furgones en Reus. Foto: F.G.

Los agentes de la Policía Nacional que estuvieron alojados en el céntrico Hotel Gaudí de Reus durante el pasado mes de octubre denunciaron ante la juez que fueron víctimas de un auténtico acoso violento que, incluso, les hizo temer por su integridad. 

En su declaración ante la magistrada, a la que tuvo acceso el programa ‘8 al dia’, de 8tv, relatan que lo vivido en la capital del Baix Camp no lo habían experimentado en ningún otro lugar: «Me sentí ofendido, vejado, humillado, impotente, frustrado... y ese día sentí mucho temor por mi integridad física». También relatan cómo los trataban: «Escupían en la fachada del hotel, nos decían ‘asesinos’ y ‘fuera las fuerzas de ocupación’. La gente que pasaba por la calle con el coche se detenía, nos insultaba y seguía, nos decían payasos o hijos de puta». 

«Me sentí ofendido, vejado, humillado, impotente, frustrado... y ese día sentí mucho temor por mi integridad física»

Ante la juez, los policías también denuncian que se sintieron desprotegidos por los Mossos d’Esquadra: «Eran cuatro o cinco policías catalanes ante mil personas... Poco podían evitar. No se nos ayudaba con medidas de seguridad». También cuentan que, durante una de las movilizaciones, se tuvieron que atrincherar en el hotel. Allí se vistieron con toda la equipación de defensa porque les daba miedo que los manifestantes entraran en el interior mientras sentían cómo picaban los cristales de forma violenta. Reconocen que sufrieron por su integridad física y aseguran que nunca habían vivido nada similar: «Con los medios que teníamos a nuestra disposición, teníamos las de perder».

13 personas investigadas
Las declaraciones de los agentes se producen en el marco de la causa que investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de Reus tras admitir a trámite una denuncia de la Policía Nacional por las manifestaciones posteriores al 1-O. En esta causa están investigados el alcalde de Reus, Carles Pellicer, seis concejales, cuatro bomberos y los dueños de un gimnasio de la ciudad por un presunto delito de incitación al odio.

«Escupían en la fachada del hotel, nos decían ‘asesinos’ y ‘fuera las fuerzas de ocupación’. La gente que pasaba por la calle con el coche se detenía, nos insultaba y seguía, nos decían payasos o hijos de puta»

El dispositivo de refuerzo de la Policía Nacional lo formaban un centenar de agentes, venidos la mayoría de Sevilla, que se alojaban en el Hotel Gaudí. Algunos de ellos eran miembros de la Brigada de Información, otros de la Judicial y también un grupo de Antidisturbios. 

Estaban destinados a las comarcas de Tarragona en el despliegue especial que tenía que evitar la celebración del referéndum. Su estancia fue tranquila hasta el 1 de octubre. A raíz de ese día se multiplicaron las movilizaciones de protesta contra la actuación policial y, finalmente, el 5 de octubre se trasladaron a La Pineda. 

Temas

Comentarios

Lea También