Los barrios de Reus confían en que las nuevas cámaras de vigilancia mejoren la seguridad

El plan de videovigilancia avanza con una nueva fase que permitirá instalar, en los próximos meses, dispositivos en los barrios de la Muralla, Ample y de la Sardana

M.P.

Whatsapp
Una de las nuevas cámaras de videovigilancia se ubicará en el eje entre la calle de la Sardana y plaza del Comte de Reus.  FOTO: Alba Mariné

Una de las nuevas cámaras de videovigilancia se ubicará en el eje entre la calle de la Sardana y plaza del Comte de Reus. FOTO: Alba Mariné

Los barrios de la Muralla, Ample y la Sardana son las tres nuevas zonas que, en pocos meses, estarán vigiladas por cámaras de seguridad, cuyas imágenes serán visualizadas en la sala de control de la Guàrdia Urbana de Reus. Ante este anuncio, los vecinos se muestran esperanzados. «Fue una iniciativa del barrio que se instalasen cámaras», recuerda el presidente de la Associació de Veïns del Barri Horts de Simó, Gustau Duran, por lo que, ante la confirmación que, en breves, se instalará un dispositivo en su barrio, asegura estar satisfecho. «Creemos que ayudará a disuadir los actos delictivos. No obstante, seguimos denunciando que falta más patrullaje a pie por parte de la policía», añade.

Esta será la segunda fase del despliegue anunciado a principios del año pasado. Inicialmente, se procedió a reforzar Mas Abelló –con una nueva cámara en el pasaje de Mare de Déu de la Macarena– y el eje entre las calles de Jesús y del Vent. Ahora, se sumarán tres nuevas zonas: el eje de la calle Sardana y plaza del Comte de Reus; plaza de Teresa Miquel Pàmies (barrio de la Muralla) y calle de Pròsper de Bofarull (Ample). Además, se adquirirá una unidad móvil autónoma de videovigilancia itinerante. El suministro e instalación de esta nueva fase del plan de videovigilancia ha salido a licitación pública por un importe de 35.000 euros (IVA incluido) y, si todo va sobre lo previsto, las nuevas cámaras tendrían que estar instaladas antes de verano.

Peleas en la calle de la Sardana

De los tres nuevos puntos, donde más se habían reclamado las cámaras es en la zona entre la calle de la Sardana y la plaza del Comte de Reus. «Habíamos tenido muchos conflictos, peleas, detenciones...», recuerda Duran. Aunque reconoce que en los últimos tiempos la situación ha mejorado, considera que aún queda mucho trabajo por hacer y que incorporar el sistema de videovigilancia contribuirá positivamente.
Así también lo cree la propietaria de un negocio ubicado en el punto donde se ubicará la cámara. «Justo la semana pasada, entró una mujer en mi local y me robó un secador. No es que me sienta insegura, pero sí que hay casos puntuales y creo que las cámaras pueden ayudar a evitar ciertos conflictos», explica la propietaria. A la vez, una clienta del local señala que, «quizás las cámaras ayudan, pero esta no es la solución, sino que únicamente es un parche. El problema real es que falta ocupación. Si no hay trabajo, la gente está por la calle sin oficio ni beneficio».

Cabe recordar que, ya en 2018, la asociación vecinal de Horts de Simó reclamó la instalación de cámaras en este punto del barrio ante continuas peleas. «No obstante, otras zonas de Reus han pasado por delante. Pero, al final, tendremos lo que pedimos. Esperamos que, ahora, no tarden mucho», añade Duran.

Otro de los puntos donde se ubicarán cámaras es en la calle de Pròsper Bofarull, en la zona de la calle Ample. Una vecina señala que, de hecho, actualmente ya hay un dispositivo en este punto de la ciudad. «Normalmente es una zona tranquila, pero los fines de semana hay ruidos porque muchos jóvenes que salen de fiesta, se ponen a esta plaza y molestan», explica. Ante la futura instalación de una nueva cámara, cree que puede ayudar a disuadir.

En las zonas donde ya hace meses que está en marcha el plan de videovigilancia, la opinión general es que el patrullaje a pie es más efectivo. Esta es la opinión que vecinos y comerciantes del eje de las calles de Jesús y del Vent han expresado en más de una ocasión como valoración de los nuevos dispositivos. En cambio, desde Mas Abelló, se considera que las cámaras han hecho efecto, aunque se remarca que el incivismo ha cambiado de ubicación.

Temas

Comentarios

Lea También