Más de Reus

Reus La mirada ganxeta

Los efectos de la rotación comercial

Comercio. Dos nuevos negocios abren en la calle Llovera mientras que un histórico como el Quesu baja la persiana

FRANCESC GRAS

Whatsapp
Las obras en el local que acogerá la firma Furest en la calle Llovera ya están en marcha. FOTO: A. GONZÁLEZ

Las obras en el local que acogerá la firma Furest en la calle Llovera ya están en marcha. FOTO: A. GONZÁLEZ

La salud comercial de la ciudad atraviesa seguramente uno de los momentos más trascendentales de su dilatada historia. No es ningún secreto que la pandemia y los nuevos hábitos de consumo han acelerado la necesidad de hallar nuevas fórmulas.

Los datos así lo atestiguan. Según el portal de Ocupació de Reus, que gestiona el propio Ayuntamiento, el número de licencias comerciales en estos momentos es el más bajo de los últimos 10 años. Para hacernos una idea, mientras que hace cinco años el comercio al detalle sumaba 1.652 licencias en toda la ciudad, este 2021 son 1.397.

La imagen que nos deja esta cifra es bien visible para todo el mundo. Tiendas cerradas y carteles con el mensaje de se alquila en muchas calles. ¿Y qué ocurre en las principales arterias comerciales de la ciudad? Que existe una enorme rotación comercial.

En Llovera y Monterols son varios los negocios que abren y cierran a lo largo del año. La mayoría de estos movimientos se producen en dos momentos concretos. El primero es en torno al mes de febrero una vez finalizada la campaña de rebajas de invierno. Este 2021, por ejemplo, se produjeron hasta 11 movimientos. Eso sí, tardarán más o menos tiempo, pero en ambas calles los locales siempre terminan siendo ocupados.

El otro momento para los cambios es esta época del año. De hecho, con solo pasear por el centro ya se aprecian todas las novedades. Las más destacadas son la que conciernen a la calle Llovera, tanto por su novedad como por su significación. Este mismo lunes, y tras una profunda reforma del local, se estrena el Nipo Shushi Bar.

Y casi a la misma altura ya se prepara la marca Furest, que ocupará el establecimiento que durante años había albergado la tienda Massimo Dutti. Fundada en 1898 en Barcelona, Furest es una prestigiosa firma de moda masculina que este 2021 terminará abriendo un local en Girona y otro en Reus. Su inauguración está prevista para este mismo mes de julio.

Pero no todo son buenas noticias cuando nos referimos a la rotación comercial. Estos días se ha producido el cierre por jubilación de sus propietarios de la tradicional charcutería y tienda de alimentación Quesu de la Avinguda de Prat de la Riba. Un revés para el tejido comercial histórico de la ciudad que suma una nueva baja, como ya ha sucedido con otras firmas con solera.

Los alquileres

La búsqueda de iniciativas para que el comercio se adapte a la nueva realidad y Reus mantenga vivo su sello referencial es compleja a pesar de los esfuerzos de los propios comerciales y de las entidades Unió de Botiguers y el Tomb de Reus.

Además, junto con el cambio en los hábitos de consumo de las familias, principalmente por el comercio ‘on line’, el alquiler de los locales es otro de los aspectos que explican el constante movimiento comercial. Aunque este factor requeriría de un nuevo artículo para adentrarse a su realidad.

Temas

Comentarios

Lea También