Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Salud

Los protectores de nuestra piel están en la unidad de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus

Se trata de una especialidad muy amplia, ya que trata todas las patologías de la cubierta cutánea, desde el cuero cabelludo hasta las uñas de los pies, y desde recién nacidos hasta ancianos

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de los profesionales de la unidad de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus.

Imagen de los profesionales de la unidad de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus.

Aunque podamos pensar que la dermatología es una especialidad médica que únicamente trata las enfermedades de la piel, lo cierto es que su campo de acción es mucho más amplio. Antoni Azón, responsable de la unidad de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus -y que también cubre el Hospital Lleuger de Cambrils-, recuerda que «la nuestra es una especialidad amplísima, ya que trata a las personas en todos los ciclos de su vida -desde recién nacidos hasta ancianos y todas las patologías de la cubierta cutánea, desde el cuero cabelludo hasta las uñas de los pies».

Este «inabastable campo», tal y como lo define el propio Azón, hace que a los profesionales de esta unidad se les acumula la faena en los últimos tiempos. «La demanda ha ido a más por muchos motivos, entre ellos el envejecimiento de la población», comenta el director de la unidad, quien añade que «las consultas dermatológicas se han disparado».

Los números no engañan y la unidad de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus, que  cuenta con cuatro dermatólogos, una enfermera titular y dos auxiliares de enfermería, realizó el año pasado 13.000 visitas (entre las que se incluyen también las del Hospital Lleuger de Cambrils). «Hay muchas consultas y pocos especialistas, por lo que la lista de espera, actualmente, está en unos ocho meses en nuestro hospital», comenta Antoni Azón.

 

Lo curioso del caso es que, según recuerda Azón, «la dermatología es una especialidad muy demandada, pero muchos médicos apuestan por la medicina privada y cosmética y la prefieren antes que la medicina pública, donde tiene mucha más presión asistencial y menos sueldo. Esto, unido a la doble cobertura de las mutuas, provoca que en la medicina pública hagan falta muchos dermatólogos».

La unidad de Dermatología del Sant Joan trabaja en dos vertientes: la visita médica y la cirugía. Por lo que respecta a la primera, no sólo se visita al paciente, sino que también se la aplican diferentes técnicas para curar sus enfermedades. En cuanto a la cirugía que practican siempre es ambulatoria y sin ingreso. Los dermatólogos del Hospital Sant Joan de Reus también forman parte de la Unitat Multidisciplinar del Melanoma, donde se realiza un tratamiento integral de la enfermedad junto a otros servicios del hospital como Oncología, Radiología, Cirugía Plástica, etc.

La teledermatología también es utilizada en contacto con los médicos de cabecera de los centros de salud del Grup Sagessa, como medida preventiva del cáncer de piel. Cuando el médico de cabecera detecta una lesión en la piel que puede ser sospechosa le hace una fotografía que envía a los dermatólogos del Sant Joan para que hagan un primer diagnóstico visual. La fototerapia, con luces ultravioletas, es otro de los tratamientos utilizados para algunas patologías de la piel.
Por último, cabe recordar que los dermatólogos también tratan las enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o los herpes, unas patologías que, según Azón, van a más porque «la población se ha relajado».

Temas

Comentarios

Lea También