Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muere un delincuente en Zaragoza que se hacía pasar por un reusense muerto

La Guardia Civil llamó a la familia para dar las condolencias y descubrió que el vecino de la capital del Baix Camp llevaba muerto unos seis años. Gracias a ello se ha descubierto el engaño

Jordi Cabré

Whatsapp
Un agente de la Guardia Civil regulando el tráfico. El accidente ocurrió durante el día 11 y se descubrió la falsificación días después. Foto: aprogc

Un agente de la Guardia Civil regulando el tráfico. El accidente ocurrió durante el día 11 y se descubrió la falsificación días después. Foto: aprogc

Una vecina de Reus no daba crédito en la tarde-noche del pasado 11 de septiembre, la Diada de Catalunya, pasado cuando recibía una llamada de la Guardia Civil de Zaragoza.

Horas antes, un agente de la Benemérita de Zaragoza había pedido ayuda a la Guàrdia Urbana de Reus para localizar el teléfono de una familia para informarles de un hecho luctuoso que se había producido ese mismo día.

Se trataba de un familiar que había perecido en un accidente de tráfico en la ciudad. La colisión entre un camión y un turismo había terminado con la muerte del piloto del coche, de unos 65 años de edad. La documentación encontrada en el turismo, un Fiat Bravo, correspondía a un vecino de Reus.

La hermana de la supuesta víctima en Zaragoza informó al guardia civil que aquello tenía que ser un error. Su hermano lleva unos seis años muerto, por lo que no podía ser el conductor del turismo de aquella mañana. La familiar explicó al agente que su hermano, ya fallecido, tiene un hijo de más de 40 años. Sólo cabía esta posibilidad. Además, según fuentes conocedoras del caso, la familia reusense explicó a la Guardia Civil que el hermano, que ya había fallecido también, había vendido su coche, que no coincidía con el del accidente, pero quizá podía ser una pista para corregir el error que estaba cometiendo.

La Guardia Civil agradeció las explicaciones de la familia y volvieron a examinar tanto el cadáver como la documentación que llevaba encima en el momento de la colisión. Los agentes observaron que el hombre tenía entre 60 y 70 años, circunstancia que descartaba al hijo del vecino de Reus fallecido hace unos años. Además, la documentación encontrada señalaba al vecino de Reus, ya enterrado hace años.

Al analizar la documentación, la Unidad de Investigación de la Guardia Civil estudió los documentos y encontró que eran una falsificación muy profesional. ¿Quién era entonces el hombre muerto en el accidente de tráfico?

Fuentes de la Benemérita han confirmado que el hombre fallecido era un delincuente. Reconocen que estaba en busca y captura por la Justicia (de ahí la documentación falsa) y que tendría un largo historial de antecedentes.

Sin embargo, las mismas fuentes declinan dar el nombre del fallecido alegando que la investigación sigue abierta y que están investigando diferentes pistas que puedan arrojar luz al caso.

Según ha sabido el Diari, la persona fallecida el pasado 11 de septiembre podría ser un ciudadano residente en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

 

Temas

Comentarios

Lea También