Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Seguridad

No pagar la zona azul, la infracción más multada por la Guàrdia Urbana de Reus en 2019

Impuso 24.732 sanciones, 538 más que en 2018. Aparcar en doble fila y en zona de carga y descarga, las otras faltas

J. SALVAT / F. GRAS

Whatsapp
Imagen de la avenida de La Salle con coches estacionados en doble fila. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de la avenida de La Salle con coches estacionados en doble fila. FOTO: ALBA MARINÉ

La infracción más recurrente en la ciudad es no pagar la zona azul, ya sea por no poner el tique o por sobrepasar el tiempo abonado. Así ha sido los dos últimos años según los datos de la Guàrdia Urbana que se pueden consultar a través del portal Open Data del Ayuntamiento de Reus. En 2019, el cuerpo policial tramitó 24.732 multas relacionadas con la zona azul, lo que supondría una media de unas 2.000 sanciones cada mes. Números muy similares a los de 2018, cuando se cursaron 24.194 multas, 538 menos que el año pasado. Una tendencia que se repite en lo que llevamos de 2020.

Las infracciones relacionadas con la seguridad vial y la movilidad centran el grueso de las multas impuestas por la Guàrdia Urbana. A la zona azul la siguen las faltas por estacionar en doble fila, en la zona de carga y descarga o por superar el límite de velocidad permitido.

La avenida de La Salle Reus y las inmediaciones de la plaza de la Pastoreta son dos puntos con una elevada problemática en materia de movilidad. «Hay que tener en cuenta que muchos de los que aparcamos en doble fila somos familiares de los niños que van al colegio. No lo hacemos por gusto, pero es que no hay alternativa posible», valora Anton. La larga zona de carga y descarga que hay en una zona de la avenida de La Salle en el pasado fue zona blanca, pero ahora solo está habilitada para el aparcamiento de coches de 9:45 a 11:15 de la mañana o a partir de las seis de la tarde.

«Me parece bien que multen a los conductores descarados que aparcan el coche en la avenida durante horas», explica Pere, un vecino de Tarragona que viene a recoger a su hijo a la escuela. «Lo que no se pueden hacer es pasar con el coche en hora punta y hacernos mover a todos, porque el caos se magnifica». Otro de los puntos más conflictivos vinculados con la doble fila o en un carril de circulación es la avenida Països Catalans.

Pere y Anton coinciden en que las multas de la Guàrdia Urbana deberían encararse más al incivismo que practican muchos ciudadanos que al estacionamiento de los vehículos. «Daña la imagen de la ciudad. Aparcar el coche de forma ilegal un momento para hacer un recado es normal, pero la solución pasa por poner más plazas de aparcamiento gratis», añade Anton.

Los transportistas son los que más padecen la ocupación indebida de las zonas de carga y descarga durante el horario laboral. Entre ellos se encuentra Carmen, atareada recogiendo el material de su furgoneta para entregárselo a una tienda situada en la plaza de la Pastoreta. Para ella, las multas deberían ser incluso más frecuentes: «Hay más vehículos personales que profesionales. Más de una vez me he encontrado sin sitio para aparcar y sin poder hacer mi trabajo».

Las otras acciones más multadas son por estacionar en un carril de circulación (736 multas); sobre la acera (673); frente a un vado (629) y en zonas reservadas para personas con algún tipo de minusvalía (530).

Mano dura al Incivismo

Más allá de las multas impuestas por la Guàrdia Urbana, desde el año pasado los agentes aplican mano dura contra el incivismo, relacionado sobre todo con el consumo de alcohol o por orinar en la calle. En este sentido, durante el año pasado se levantaron 1.306 actas por hacer botellón, 942 por orinar en la calle y 125 por ensuciar la vía pública, según datos facilitados por el propio Ayuntamiento de Reus.

Además, y relacionado también con el incivismo, desde la semana pasada el consistorio ha puesto en marcha una campaña para detectar y sancionar a las personas que no depositan la basura en los contenedores de la forma adecuada.

Temas

Comentarios

Lea También