Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Oncología, un pequeño hospital dentro del Hospital Sant Joan de Reus

Constituido desde hace dos años como Institut d'Oncologia de la Catalunya Sud, este servicio, con 104 profesionales, es el más multitudinario de todo el hospital

Joan Morales

Whatsapp
El Sant Joan cuenta con dos aceleradores lineales para tratamiento de radioterapia. Foto: Alba Mariné

El Sant Joan cuenta con dos aceleradores lineales para tratamiento de radioterapia. Foto: Alba Mariné

Los tratamientos de quimioterapia se llevan a cabo en el hospital de día. Foto: Alba Mariné

Los tratamientos de quimioterapia se llevan a cabo en el hospital de día. Foto: Alba Mariné

Hace años que el Sant Joan de Reus es el hospital de referencia de la provincia de Tarragona en oncología, hasta el punto que en 2015 el servicio -el más multitudinario del centro con más de 100 profesionales- se constituyó en el Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud. Los motivos habría que buscarlos en la manera que tienen de trabajar. «La oncología es una especialidad que necesita muchos profesionales de diferentes especialidades porque llevamos a cabo un abordaje multidisciplinar del paciente oncológico», explica el director del instituto, Josep Gumà.

Eso significa que el Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud está subdividido en tres servicios: oncología radioterápica, curas paliativas y atención oncológica integral y, por último, el servicio onco-médico. Por lo que respecta a la unidad de oncología radioterápica, el instituto cuenta con la tecnología más puntera para llevar a cabo los tratamientos. Esta incluye dos aceleradores lineales nuevos, un aparato de braquiterapia y un TAC en el Hospital Sant Joan, además de dos unidades satélites más, una en el antiguo hospital de Reus y otra en el Hospital de la Santa Creu de Jesús, en Tortosa, donde también hay una máquina de ortovoltaje.

Todo este potencial tecnológico permite al Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud tratar a unos 1.800 pacientes al año, todos ellos de la provincia de Tarragona, derivando muy pocos casos a hospitales de Barcelona. Meritxell Arenas, directora del servicio de Oncología Radioterápica, explica que «tratamos con radioterapia cualquier tipo de cáncer y no tenemos lista de espera».

Otra de los aspectos destacados es que los profesionales de este servicio «estamos especializados en dos o tres tipos de cánceres. Eso ayuda a mejorar el resultado de los tratamientos», comenta Arenas, quien añade que «también participamos en todos los comités de tumores que hay en la provincia de Tarragona, unos 34».

Atención oncológica integral

La segunda gran unidad del Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud es la de curas paliativas, formada por dos médicos, dos enfermeras, una psicooncóloga y una trabajadora social. Su directora, Dulce Rodríguez, comenta que «ofrecemos una atención integral del paciente, tanto desde un punto de vista físico y médico, como social, psicológico, espiritual, etc.». En este sentido, Josep Gumà añade que «la personalización de los tratamientos en oncología es muy importante. Tanto los bioquímicos, como los de curas o psicológicos». Por este motivo, y para que la atención integral sea una realidad, «oncólogos y profesionales de curas paliativas convivimos en el mismo espacio y no existe una ralla que nos separe». Además, Dulce Rodríguez añade que «tenemos un comité propio del dolor oncológico y los pacientes se priorizan para que tengan una atención clínica rápida».

El papel del psicooncólogo también es muy importante dentro del servicio de curas paliativas y está presente tanto en las consultas externas como en la planta de hospitalización. El buen trabajo que se desarrolla desde este servicio ha llevado a que, desde hace nueve años, esté acreditado por la Sociedad Europea de Oncología Médica, por contar con un grupo integrado de curas paliativas y oncología.

Uno de los objetivos inmediatos de trabajo de esta unidad es «la atención temprana de las curas. Eso significa que cuanto antes formemos parte del equipo de oncología será mejor para el paciente», añade Dulce Rodríguez, quien también recuerda que «trabajamos para cualquier servicio del hospital».

La tercera gran pata del Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud es el servicio onco-médico, formado por una quincena de especialistas dedicados al tratamiento médico y farmacológico del paciente de cáncer. Gumà explica que uno de los grandes cambios que se han producido en los últimos años han sido los «tratamientos dirigidos. Antes todo se basaba prácticamente en la quimioterapia. En cambio, ahora apostamos por las ‘dianas moleculares’, que le han quitado protagonismo a la ‘quimio’ y lo que han hecho ha sido complementarla». Una de las grandes novedades en los tratamientos farmacológicos con la que se trabaja desde el Hospital Sant Joan de Reus es la inmunoterapia del cáncer. «Se trata de bloquear unos receptores para que el glóbulo blanco reconozca la célula mala y la ataque», explica Josep Gumà, quien también aclara que «aquí combinamos los tres tipos de tratamientos: quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia».

Oncólogo de guardia

El Hospital Sant Joan de Reus cuenta siempre con un oncólogo de guardia (las 24 horas del día) y con urgencias propias en el hospital de día, donde los pacientes con cáncer siempre son atendidos por un especialista con un tiempo de espera mínimo».

Coordinación

El director del Institut d’Oncologia de la Catalunya Sud remarca que «la coordinación entre todos los profesionales que conformamos el instituto es muy importante y tiene que ir todo rodado. El paciente es el centro, con una serie de servicios que giran a su alrededor».

La docencia también es muy importante y, además de la formación de médicos residentes (dos al año en oncología médica y uno en oncología radioterápica), también se dan clases de oncología médica y radioterápica a alumnos de tercero de la Facultat de Medicina. Por último, destacar la rama de investigación que «se hace en todas las áreas», comenta Josep Gumà, quien especifica que «hacemos investigación epidemiológica, a través del FUMCA, pero también básica y clínica, con la aplicación de nuevos fármacos en pacientes».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También