Promover la integración mediante el voluntariado

El Punt de Voluntariat va sumando gente implicada en la nueva modalidad inclusiva

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Mònica Bellido (Supera’t), Rashid Abdulai (voluntario) y Laura Anglès (Punt de Voluntariat). FOTO: F.  A.

Mònica Bellido (Supera’t), Rashid Abdulai (voluntario) y Laura Anglès (Punt de Voluntariat). FOTO: F. A.

El Punt de Voluntariat de Reus sigue sumando voluntarios en la ciudad. Un revulsivo para que cada vez sean más las personas que quieren a ayudar a diferentes entidades de la capital del Baix Camp es la nueva modalidad inclusiva, estrenada este pasado mes de julio. Esta consiste en que personas hacen voluntariado en entidades de las que podrían ser usuarias.

«Toda esta tarea la asumía antes la federación catalana. Al dejarlo ésta, fue asumida por el ayuntamiento de la ciudad, concretamente fue la concejalía de Benestar Social quien se encargó de ello. Al ser esta la concejalía pensamos en ampliar el tejido de voluntarios con personas de pisos de Benestar Social, para que más gente se sumara. A día de hoy, contamos con cerca de 47 personas voluntarias en la nueva modalidad», afirma la técnica del Punt de Voluntariat de Reus, Laura Anglès.

La experiencia está siendo tan «muy buena», incluso «hay personas que están haciendo voluntariados en dos lugares distintos», asegura. Anglès explica que el boca a boca funciona. Hay casos como el del voluntario Rashid Abdulai, «a quien lo informó la propia educadora social, conforme el Punt de Voluntariat estaba abierto, pero ha habido otros casos en que nosotros hemos sido quienes hemos dado el primer paso e informado directamente a otros pisos de otras entidades», dice.

«La experiencia me ha encantado. Hice voluntariado en la Associació Supera’t –de personas con trastorno del espectro autista– y, a pesar de que soy extranjero y no tenía un gran dominio del idioma, aprendí mucho y me acabé desenvolviendo con los niños de Supera’t repasa Abdulai. Fue un proceso «muy bonito» en el que desarrollaron «un vínculo» a través de varias actividades y la práctica de deportes como el fútbol. La coordinadora de la Associació Supera’t, Mònica Bellido, tercia que «Rashid desarrolló sus habilidades sociales y se adaptó muy bien, a pesar de que al principio no nos entendíamos. El lenguaje, aun así, no fue necesario, se entendió fácilmente con los niños».

La concejala de Benestar Social, Montserrat Vilella, recuerda que «hace menos de un año que trabajamos este tipo de voluntariado desde el Punt de Voluntariat de Reus y está teniendo muy buena acogida por parte de todo el mundo: por las personas que hacen voluntariado, por aquellas con las que interactúan las personas voluntarias y por las propias entidades que acogen esta forma de voluntariado». Es una manera óptima –añade– «de promover la integración y de contribuir a hacer de Reus una ciudad más inclusiva».

Temas

Comentarios

Lea También