Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Punto final a una campaña en Reus sin grandes choques

Los partidos han evitado la confrontación. Se ha notado el cansancio de las generales y los resultados siguen planteando grandes incógnitas

Francesc Gras

Whatsapp
Junts per Reus despidió ayer la campaña con un acto en La Fábrica que reunió a más de 800 personas. FOTO: Alba Mariné

Junts per Reus despidió ayer la campaña con un acto en La Fábrica que reunió a más de 800 personas. FOTO: Alba Mariné

Se acabó. La maratón que supone una campaña electoral llegó ayer a su deseado fin. Y no sólo para periodistas y ciudadanos, sino también para los partidos. Algunos de ellos, incluso hubieran querido borrarla del mapa tras los resultados de las generales, conscientes de que tenían más a perder que a ganar. Porque, seamos sinceros, esta campaña electoral no pasará a la historia. Eso no quiere decir que los resultados no puedan ser históricos, ya que las múltiples incógnitas existentes quince días atrás no se han resuelto. 

Quizás por todo ello, los alcaldables de los principales partidos han optado por evitar la confrontación en una campaña que ha ido de menos a más y sin ningún tema ‘estrella’ como ocurrió en anteriores ocasiones con Innova o Metrovacesa. Sólo el debate del miércoles (organizado por CRTV, la SER y el Diari) hizo estallar cierta tensión con el Hospital de Reus, la falta de vivienda social o el comercio como protagonistas. La tónica general ha sido las presentaciones temáticas y los mitin de campaña, en algunos casos incluso sin transmitir demasiado entusiasmo. 

Mientras que el jueves era ERC la que realizaba su acto final en la plaza Llibertat para pedir el voto y recordarle a Carles Pellicer que salían a ganar, ayer fue el turno, precisamente, de Junts per Reus y de la CUP. En el caso de la formación que lidera Pellicer se optó por un acto festivo organizado en La Fábrica y que reunió a unas 800 personas. Tras unas breves intervenciones, y teniendo en cuenta la ubicación, la noche tenía que finalizar con música. Y quién mejor que el cantante juantxi Ariel Santamaria para intervenir con su canto biográfico dedicado al batlle Pellicer, que s’ho munta molt bé. Quien sabe si La Fábrica incluirá el himno en su espacio de karaoke. 

La ‘alternativa’ de la CUP

Aunque con tintes mucho más distintos, la música también fue la protagonista en el acto final de campaña de la CUP, pero en este caso de la mano del cantante Fetitxe 13 y de su Quan vam creure amb nosaltres. La alcaldable del partido, Marta Llorens, volvió a recordar que los cupaires son la auténtica alternativa a la reedición de un gobierno liderado por Carles Pellicer. Por otra parte, el número 2 de la formación de izquierdas, Edgar Fernández, repasó la problemática que existe en la ciudad relacionada con la falta de vivienda, recordó que las municipales «son nuestro espacio» y lanzó un aviso a los partidos de extrema derecha: «Seguiremos combatiendo como hemos hecho siempre».

Marta Llorens, ayer en La Palma durante el acto final de campaña de la CUP. FOTO Alfredo González

El acto de la CUP, bajo el eslogan #TenimAlternativa reunió a unas 200 personas y tuvo luchar en la sala polivalente de a Palma. De hecho, durante la tarde noche de ayer todo pasó en las inmediaciones del paseo Mata, incluso un desalojo de la estación de Renfe por la presencia de un maleta sospechosa. Un suceso que acaparó una gran atención y comentarios entre los asistentes en los dos actos. 

Política de pactos

Esta última semana de campaña sí que ha dejado sobre la mesa la preferencia de la mayoría de partidos a la hora de realizar los pactos postelectorales pero sin sorpresas destacadas. La posibilidad de que se produzca una elevada fragmentación de partidos en el consistorio (recordemos que se presentan 12 fuerzas) puede que conviertan los acuerdos en otra nueva campaña. Pero esto ya será a partir del lunes. 
 

Temas

Comentarios

Lea También