¿Qué hay de nuevo, viejo?

Gayrebé, el único local de ambiente de Reus, abrió sus puertasde nuevo en un cóctel de recuerdos y aspiraciones futuras

Salvat Jordina

Whatsapp
¿Qué hay de nuevo, viejo?

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Nada le iba más a dedillo a la noche del viernes de Reus, en la inauguración de un bar inclusivo con el colectivo LGBTI+, que la mítica frase del conejo Bugs Bunny: «¿Qué hay de nuevo viejo?».  


En la céntrica calle de la Mar había más gente de lo habitual y una nueva decoración muy vistosa: en la pared del recién estrenado local Gayrebé luce el arco iris que lleva por bandera el colectivo homosexual. Perfume a recuerdos de un joven pasado para aquellos que hayan vivido la noche de los setenta en la ciudad, ya que el local, en pleno siglo XXI, se abre en la misma calle en la que hubo el primer bar de ambiente de Reus: Lions. Elección no aleatoria, no hace falta decirlo. 


Al abrir la puerta retumbaba la fiesta que desde fuera solo se podía intuir, con la cantidad de personas  que fumaban guardando la calle. Hits de época, grandes reinas del pop de los 2000, música pachangera contemporáneo e iconos LGBTI como Lady Gaga, Monica Naranjo, Alaska o los Village People. 


«Es una buena señal que se vuelva a abrir un local de ambiente, demuestra una aceptación plural», considera Miquel Reverte, presidente del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, H2O. «Hace unas décadas Reus llegó a ser la referencia del territorio para la fiesta de ambiente, con media docena de locales, como el Heros, el Marilin o el 42», añadía mientras intentábamos conversar entre el barullo. 


Entre la pluralidad de gente, mezclaban aquellos viejos conocidos con las nuevas generaciones que no llegaron a vivir los años gloriosos del ocio homosexual en Reus. Quizás si, que coincidieron en la última etapa del local de Gayrebé, en la calle Pubill Oriol de Reus, dónde ofrecía fiesta hasta hace seis años. 


Apuesta fuerte
Ahora el local resurge como un ave fénix de la mano de los mismos propietarios, Hugo Casanovas y Jaso Escauriaza. «Vamos a salir en el periódico más de un día, ya verás», aseguraban insinuando una programación rompedora. Ambos calificaban la respuesta a la inauguración como un éxito. El Gayrebé abrirá todos los días de lunes a jueves de 18 a 02h de la mañana y los viernes y sábados de 18 a 3 de la madrugada. 


«Está muy bien ubicado y el espacio les ha quedado muy mono», comentaba María. «La música es muy buena», añadía una amiga de su grupo a las que se les notaba las ganas de fiesta sin prejuicios. 


Entre los presentes en el local, había la concejal de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella y su compañero de gobierno, Josep Cuerba, concejal de Deporte. En ese caso, pero, aprovechamos para hablar desde su perspectiva como empresario especializado en el mundo de la noche. «Creo que es una apuesta muy fuerte abrir todos los días. Seguro que generaran una fidelidad de clientela. Hay buena música, es amplio y la ubicación es un gran potencial», analizaba Cuerba, y añadía que «ahora nos toca a nosotros demostrar que somos tolerantes y hacer de Gayrebé un local para todos, los miembros LGBTI+ y los que no lo somos». 


Nada más lejos, apoyar el movimiento LGTBI+ no es ignorarlo, sino normalizarlo. 

Temas

Comentarios

Lea También