Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Transport reordena la línea 60 para mejorar el servicio en Mas Iglesias

El nuevo itinerario de los autocares de la línea facilita la conexión en el barrio. En total se habilitan seis paradas nuevas
Whatsapp
Imagen de uno de los autocares de la ciudad que recorren la línea 60. Foto: Alba Mariné

Imagen de uno de los autocares de la ciudad que recorren la línea 60. Foto: Alba Mariné

La empresa municipal Reus Transport empieza este 2015 con varias modificaciones con el objetivo de mejorar la prestación del servicio en los barrios de la zona sur de la ciudad y cubrir las necesidades de Mas Iglesias. Estos cambios responden a una antigua reivindicación de los vecinos de este barrio y, según el Ayuntamiento, se han realizado a partir de la reorganización de líneas y aprovechando los recursos actuales.

La modificación más importante en Mas Iglesias contempla cambios en el recorrido de la línea 60, que une el centro de la ciudad –la plaza de las Oques– con el Hospital SantJoan. Desde ayer, la L60 dispone de un nuevo itinerario, ya que de President Macià se desvía el paso del autocar por el interior de Mas Iglesias. El nuevo recorrido –en dirección al hospital– empieza en la calle Jaume Vidal i Alcover, con paradas en la escuela Eduard Toda y el Institut Roseta Mauri, continúa el trazado por la avenida Josep Pla y enlaza con Sant Josep Obrero a través de la calle del Treball. En los trayectos del hospital al centro, la línea 60 también se introduce en Mas Iglesias y pasa por la calle de Maria Aurèlia Capmany, consolidando así la prestación de transporte urbano en el barrio. En total se están habilitando seis paradas nuevas.

En la actualidad, los residentes en esta zona tenían que desplazarse hasta la estación de autobuses o la avenida de Bellissens. La nueva modificación incrementa, mínimamente, el tiempo respecto al recorrido anterior y mantiene la L60 como una línea de conexión rápida y directa del centro al hospital. Otra mejora que entrará en funcionamiento este mes será la modificación de horarios para conectar de manera eficiente la L60 con L10 –que une el barrio Montserrat con el de Gaudí– en la zona de la estación. Y es que los horarios actuales de las dos líneas no favorecen la interconexión y penalizan a los residentes de la zona cuando quieren llegar al hospital con transporte público, ya que tienen que esperar casi un cuarto temprano.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También