Reus Sociedad

Reus apuesta por la cohesión social entre vecinos

Entidades con planes de desarrollo comunitario en marcha durante 20 años celebran tener políticas activas para fomentar dicha cohesión. Hay representantes escépticos, también

C. VALLS

Whatsapp
La plaza Sagrada Família acoge uno de los proyectos más recientes del Pla de Desenvolupament Comunitari del Barri Gaudí . FOTO: A. MARINÉ

La plaza Sagrada Família acoge uno de los proyectos más recientes del Pla de Desenvolupament Comunitari del Barri Gaudí . FOTO: A. MARINÉ

Cada barrio tiene unas necesidades específicas y el refuerzo de la cohesión social y la participación, entre otros aspectos, es fundamental para asegurar una buena convivencia. Las acciones comunitarias aplicadas en distintas zonas de la capital del Baix Camp –en forma de acciones propiamente dichas o en forma de planes de desarrollo comunitario– son contempladas por las entidades vecinales y las de otra naturaleza como herramientas «útiles», que han contribuido, a lo largo de 20 años (al menos en el caso de los planes de desarrollo en los barrios Gaudí y Sant Josep Obrer), a gestionar diferentes proyectos con una mentalidad diferente y poliédrica: la de carácter comunitario. «En el barrio Gaudí se han realizado numerosos proyectos desde hace mucho tiempo. Para nosotros, el Pla de Desenvolupament Comunitari del Barri Gaudí supuso tener un canal de más envergadura para tratar temas sociales, de vivienda y educativos; y, además, con la colaboración de todas las entidades que hay en el barrio y que se implican. Suponía (y supone) contar con una inversión de recursos económicos y humanos y con la colaboración de la Generalitat y el Ayuntamiento local para sacar iniciativas adelante», valora la presidenta de la asociación vecinal del barrio Gaudí, Mª del Mar Escoda.

Es una forma de trabajar, acota, que «ha evolucionado, también», que se prolongado en el tiempo «con la creación de más proyectos», incluso se ha extendido en otras zonas de la ciudad, como decíamos, en forma de acciones comunitarias (los planes tienen más trayectoria).

Escoda nombra un proyecto presentado recientemente en la plaza de la Sagrada Família del barrio Gaudí, cuyo objetivo es recuperar espacios de juego en el exterior. A demanda de la asociación de vecinos, el barrio cuenta ahora con una zona de juegos pintada en su suelo y han trabajado en ello la concejalía de Benestar Social y el área de Joventut de la concejalía de Salut i Ciutadania, que ha intervenido en la ejecución. «Veíamos que la plaza en cuestión estaba desierta. De esta manera, hemos recuperado un espacio de la calle, que volverá a estar vivo, con juegos adaptados a todo tipo de colectivos», destaca. Pone de manifiesto la importancia de tener el foro de debate en la asociación. «Allí promovemos la lluvia de ideas para identificar situaciones que podemos reconducir y tratar a través del Pla de Desenvolupament Comunitari del Barri Gaudí, con la ayuda del técnico comunitario y de un trabajador social especializado en el campo comunitario, también», especifica.

Logros socioeducativos

Otros proyectos llevados a cabo en el pasado también han tenido peso en el campo educativo y social y Escoda los recuerda como logros a tener en cuenta. «Recordamos el que dio a pie a la creación del Esplai El Drac (2003), en el que se potenciaba la relación entre jóvenes y familias, promovido por la asociación vecinal y la AMPA del CEIP Ciutat de Reus, que más tarde y de algún modo, propició la creación del proyecto ‘Conviu l’estiu’, que surgió con la finalidad de promover la educación en el respeto y la inclusión», rememora. Se trataba de un programa organizado por la concejalía de Benestar Social, en el que se ofrecía actividades de verano para niños en riesgo de vulnerabilidad social.

Escoda explica, por otro lado, que los proyectos, «consolidados», surgen del consenso y la colaboración de todos los miembros que hay en un grupo de trabajo temático, que es uno de los órganos mediante los cuáles se confecciona un proyecto determinado una vez se ha detectado una necesidad a cubrir o trabajar. En dichas agrupaciones hay personal técnico, miembros de entidades de diferentes temáticas y vecinos.

Por poner un ejemplo de cómo funcionan estos grupos de trabajo y, en el marco del Pla de Desenvolupament Comunitari del Barri Sant Josep Obrer –donde hay que incluir la zona perteneciente a Sant Josep Obrer, Mas Pellicer y Mas Abelló–, encontramos a la presidenta vecinal de Mas Abelló, Esperanza Galindo, que colabora en «el grupo comunitario de la Dona i la Salut» y, de vez en cuando, se «informa en el de Seguretat». «En el caso del grupo de Dona i Salut, realizamos un balance positivo, porque se potencian actividades de actividad física para mujeres de entre 40 y 70 años. Ha sido útil para la convivencia, para conocer a gente nueva y de otras etnias; hay muchas mujeres que se quedan en casa y esto las anima mucho a salir y relacionarse», especifica.

Las acciones que realizan dos veces por semana –desde caminatas hasta gimnasia– «sirven para entablar conversaciones de temas cotidianos». Explica que el componente emocional que se trabaja en estos encuentros más prácticos, «con la ayuda de monitores, es beneficioso y hay tanto mujeres del barrio como de fuera». También reciben charlas de salud, de la mano de profesionales especialistas. Algo que se tiene en cuenta, desde el punto de vista comunitario, es la creación de sinergías entre vecinos y personal técnico. Los planes comunitarios estrechan lazos entre personas y el trabajo transversal entre concejalías se hace efectivo.

Hay representantes vecinales, aun así, que preguntados por el balance que harían sobre los planes comunitarios dicen tener una sensación agridulce. «Es muy efectivo el plan de desarrollo comunitario en el barrio Sant Josep, es una línea directa con la administración local, pero hay muchas cuestiones que aún no llegan y de las que aún no vemos solución», transmite. Se refiere a la presencia de más patrullas de Guàrdia Urbana y demás personal de seguridad en el barrio. «Es algo que reclamamos históricamente y de forma repetida. Han venido muchos partidos políticos y no vemos mejora», expone el presidente de la asociación Primer de Maig, Eduardo Navas.

Especifica, por otro lado, que hay proyectos que aún siguen en marcha como el de ‘Escales a Mas Pellicer’, una iniciativa de l’Agència de l’Habitatge de la Generalitat de Catalunya y en la que colabora, también, el ayuntamiento. «Es una buena iniciativa, a los vecinos les va bien para asesorarse de la mano de un educador social. Éste ayuda a las administraciones de escaleras y comunidades de propietarios a la hora de organizar cuándo viene la persona de la limpieza o llevar los libros de la comunidad», informa el representante vecinal.

El personal técnico comunitario, además de ofrecer una visión especializada de cada caso, también hace seguimiento del resultado de los proyectos con el fin de analizar las causas que propician que se formalice una petición vecinal. También tienen en cuenta que, más allá de trabajar en grupos de trabajo temáticos, es importante solventar problemáticas más directas y puntuales; el fin es que la ciudadanía se sienta interpelada, protagonista y escuchada.

Más allá de los dos planes de desarrollo comunitario mencionados, hace cerca de seis años que se pusieron en marcha acciones comunitarias integrales que abarcaban zonas territoriales mayores y su estructura es diferente a la de los planes de desarrollo, la finalidad, aun así, es similar: es el caso de la acción comunitaria del Districte V –barrios Fortuny, Juroca, Parcel·les Casas y Montserrat– y la de la zona de Horts de Miró – Jardins de Reus, Horts de Miró y el entorno de la calle Pau Casals–.

Transformación y mejora

Para la concejala de Benestar Social, los Plans de Desenvolupament Comunitari de los barrios Gaudí y Sant Josep Obrer «tienen como objetivo la transformación y mejora del territorio, así como de la calidad de vida de las personas a través del trabajo compartido entre la vecindad, las entidades y los profesionales que allí viven o trabajan».

Destaca, también, que «hace 20 años que funcionan y durante este tiempo se han ido llevando a cabo muchos programas y de tipologías diferentes, proyectos que han tenido una incidencia importante en estos dos barrios», completa la concejala.

Temas

Comentarios

Lea También